El Periódico

Entradas para el teatro

El Berlin Fotofestival 2013 dedica un concurso a los 'adictos' a Instagram

Fotoperiodistas de renombre conviven con fotógrafos menos experimentados en esta edición

YAHAIRA CRUZ / Barcelona

Viernes, 28 de junio del 2013 - 17.39 h

La capital alemana organiza, otro año más, el Berlin Fotofestival 2013, que se realiza en distintos recintos del creativo y bohemio barrio Kreuzberg. Hasta el 15 de julio se podrán ver diferentes fotografías tomadas alrededor del mundo por profesionales del sector, fotoperiodistas y amantes de la fotografía.

La edición de este año destaca por un concurso dedicado a las fotografías tomadas a través de dispositivos móviles donde pueden participar aquellos adictos a Instagram y de otras aplicaciones similares. Cada participante envía una colección de cinco imágenes donde se pueda observar el compromiso del fotógrafo entorno a un tema en concreto. Este año se han recibido 40 colecciones que han sido expuestas y de las cuales solo tres serán las premiadas. El premio más elevado alcanza los 3.000 euros.

Barcelona fue precursora

Este no es el primer concurso que se basa en la fotografía móvil, pues Barcelona ya fue testigo de cómo las cámaras integradas en los 'smartphones' y el 'boom' de aplicaciones han revolucionado este arte. Durante los días 19, 20 y 21 de abril de este año se celebró el festival D-IVE, un evento dedicado enteramente a esta transformación y donde participó la redactora de EL PERIÓDICO Mayka Navarro, como enviada especial en destinos en guerra y que presentó su trabajo de fotoperiodismo con móvil.

El encuentro celebrado en Berlín pretende abrir un debate sobre los cambios a los que se está enfrentando la fotografía, no solo de manera cultural y como medio, sino, también, con el uso de lo que llaman la "cámara conectada" y como ésta modifica nuestros hábitos de apreciar este arte. Preguntas que el festival D-IVE ya planteó durante su celebración en la Ciudad Condal.

Exposiciones de fotoperiodistas

Paralelamente al concurso destacan exposiciones como la de Rob Hornstra, fotógrafo holandés y editor de trabajos documentales, que se ha dedicado a retratar áreas de la ex-Unión Soviética a través de imágenes de rusos que se han empobrecido "víctimas de un crudo capitalismo". Su colección se llama'101 billionarios' y no es la única que aborda la denuncia social, ya que, de hecho la gran parte de las exposiciones de este festival se basan en ello. Como prueba, la colección del fotógrafo Kai Wiedenhöfer, que retrata algunas de las murallas más famosas del mundo, empezando por el Muro de Berlín, hasta las fuertes medidas de control, establecidas por el ejército como por el hormigón, que se elevan alrededor del mercado de Shurja en el centro de Bagdad.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario