El Periódico

Atentado múltiple en París: cuatro elementos de los ataques que han de hacer saltar las alarmas

El uso de nuevo de explosivos, la enorme capacidad del Estado Islámico, la falta de coordinación policial en Europa y la irrupción de un comando han de poner en jaque a las policías europeas

Atentado múltiple en París: cuatro elementos de los ataques que han de hacer saltar las alarmas

CHRISTIAN HARTMANN / REUTERS

Un policía permanece de guardia frente al resturante 'Le Carrillon'.

Sábado, 14 de noviembre del 2015 - 16:20 CET

Las sociedad francesa y la opinión pública mundial están conmocionadas por el atentado múltiple cometido la noche del viernes en París. Los ataques, que han costado la vida a 130 personas, han dejado cuatro elementos muy alarmantes.

1 / SE HAN VUELTO A USAR EXPLOSIVOS

Al menos seis de los terroristas se hicieron estallar, lo que significa que el comando había tenido acceso a explosivos. Ese es un elemento de extrema gravedad: de nuevo, los yihadistas han usado explosivos en una acción en Europa. En territorio europeo, no se empleaban explosivos en un atentado yihadista desde los atentados en Londres.

Tras los ataques de Madrid y de Londres, las autoridades europeas multiplicaron los controles --hasta entonces muy laxos, sobre todo en las minas-- sobre los explosivos como la dinamita así como sobre los componentes para fabricar explosivos caseros. La impresión que había es que ese flanco estaba cubierto y que si había un atentado en Europa no sería con explosivos. Lo ocurrido en Francia demuestra que no es así.

2 / HA SIDO UN COMANDO Y NO UNOS LOBOS SOLITARIOS

La dificultad en obtener explosivos y la presión de las fuerzas de seguridad y los servicios secretos sobre las redes yihadistas en Europa generó la impresión de que en territorio europeo si habían atentados serían de los conocidos como lobos solitarios, individuos que actúan solos o en pareja (el caso de los hermanos Kouachi que atentaron contra la redacción de Charlie Hebdo).

Sin embargo, los atentados de París no son obra de un lobo solitario o de una pequeña célula terrorista. Los atentados de París son una acción compuesta de múltiples ataques, realizados de forma coordinada, planeados al detalle para producirse en un momento de máxima audiencia mediática, en escenarios de gran impacto, como el Stade de France...

Es decir, esos ataques son obra de un comando yihadista, tal y como lo fueron el 11-S en Nueva York, el 11-M en Madrid y el 7-J en Londres. Un comando que, además, ha sido capaz de traspasar la malla de controles de seguridad de los servicios secretos franceses sin ser detectado.

3 / EL ESTADO ISLÁMICO, UN EJÉRCITO TERRORISTA IMPARABLE

Los atentados ponen de manifiesto la enorme capacidad operativa del Estado Islámico, capaz de dar enormes zarpazos terroristas y de hacerlo donde desee. En poco menos de 30 días, esta organización ha sido capaz de derribar un avión ruso y de causar una masacre en el centro de París. Además, ha perpetrado atentados en Turquía y Líbano con decenas de muertos.

Esa potencia de fuego del Estado Islámico obedece a que ya no se trata de una organización terrorista, como era al Qaeda. El Estado Islámico es justamente eso, un Estado, lo que le permite disponer de unas estructuras logísticas, financieras y militares muy potentes. Es decir, los ataques no han sido cometidos por un grupo terrorista, sino por un auténtico Ejército formado por terrorista dispuesto a librar su guerra en un escenario mundial y no solo en Oriente Medio.

4 / HA FALLADO DE FORMA CLAMOROSA LA COORDINACIÓN ENTRE PAÍSES

Hace una semana, las autoridades alemanas detuvieron a un individuo que viajaba en un coche cargado con armas y explosivos procedente de Montenegro y con destino a Francia. ¿Cómo es posible que eso no haya desencadenado una alerta a nivel europeo o al menos en Francia?

El asturiano no quiso referirse al posible alta de Mascherano y Arda Turan