• Miércoles 23 abril 2014, 16:29 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Elecciones en EEUU

LA CARRERA HACIA LA CASA BLANCA

Obama se toma la revancha en el segundo debate con Romney

Los primeros sondeos de las televisiones dan como ganador al presidente, que se ha mostrado más agresivo

Miércoles, 17 de octubre del 2012 - 10:51h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
IDOYA NOAIN / Nueva York

Ganar y perder a veces son cuestiones relativas. Dado cómo había puesto la carrera electoral en Estados Unidos el primer debate hace 14 días entre Barack Obama y Mitt Romney, en el que la pasividad del presidente y el radical giro al centro del republicano tuvieron como consecuencia un vuelco en las encuestas favorable a Romney, en el segundo debate, celebrado anoche en Nueva York, se puede considerar vencedor al presidente.

Segundo duelo electoral en Estados Unidos ATLAS

Barack Obama se dirige micrófono en mano a Romney, durante el debate, la pasada noche en Hempstead (Nueva York). Michael Reynolds/POOL | EFE

Fue un debate duro, tenso y lleno de agresividad por las dos partes. Y Obama fue todo lo que no había sido en el primer encuentro: activo, enérgico y al ataque. Y al menos su actuación, centrada principalmente en exponer las incongruencias de Romney y poner seriamente en cuestión su moderación, pone un torniquete a una campaña que, tras su pésima actuación en Denver, corría el riesgo de desangrarse.

Si las encuestas estaban prácticamente igualadas antes del duelo en la Universidad de Hofstra, se puede esperar que, como poco, sigan igual. Y mientras ambos dieron alimento a sus bases, algo fundamental para asegurar la alta participación que los dos necesitan, está por ver el efecto que tuvieron en los indecisos. Los expertos sitúan ese grupo en alrededor del 5%, y dentro de ese el voto más codiciado es el de las mujeres, entre las que Obama había perdido en los últimos días parte de su ventaja y a las que ayer tanto él como Romney se dirigieron repetidamente.

El presidente mencionó hasta cuatro veces los planes de Romney de cortar la financiación a Planned Parenthood, una organización que ofrece atención sanitaria a mujeres, sobre todo de bajos ingresos, y a la que los republicanos tienen en la diana por prestar servicios de aborto. Romney contraatacó recordando que por la situación económica hoy 3,5 millones de mujeres viven en pobreza.

El plan de Romney

Poco importó que los expertos hubieran dicho que el formato del debate, un 'town hall' donde el peso de las preguntas lo llevaba el público, compuesto por 82 votantes indecisos seleccionados por una casa de encuestas, obligaba a los candidatos a priorizar la empatía con esos ciudadanos y con los espectadores sobre los ataques directos. Ni Obama ni Romney parecieron hacerles caso. Y la estrategia de ambos desde el principio fue atacar al rival.

Ya en su segunda intervención, Obama lo dejó claro. "¿El gobernador Romney dice que tiene un plan (económico) de cinco puntos? Tiene un plan de un punto: y ese plan es asegurarse que la gente en lo más alto juega con reglas diferentes. Esa ha sido su filosofía en el sector privado, como gobernador y como candidato presidencial".

Dardos similares salieron de boca del presidente al cuestionar el plan de impuestos de Romney ("la matemática no sale"), sus posturas sobre inmigración o derechos reproductivos ("se ha ido a un sitio más extremo que George Bush en lo que se refiere a políticas sociales"), el recordatorio de que se opuso al rescate de la industria del automóvil o su anunciado propósito de endurecer el trato a China ("Gobernador Romney, usted es la última persona que se pondrá dura con China", dijo recordando entre otras cosas prácticas que fomentó Bain Capital, la firma financiera que dirigió, como el 'outsourcing').

Romney no calló ni se quedó corto en los ataques. "Hablando de números que no cuadran, ¿qué tal 4 billones de dólares de déficit?", dijo, por ejemplo.
El republicano y su equipo, pese a todo, saben que ayer recibieron un golpe. Lo demostraron tras el debate cuando centraron sus críticas a Obama en las formas agresivas usadas durante los 90 minutos de encuentro. Y lo debieron saber en uno de los momentos más tensos del debate, en el que se abordó la cuestión del atentado contra el consulado en Bengasi en que falleció el embajador Chris Stevens.

Política exterior

Romney aseguró que lo ocurrido "pone en cuestión toda la política de Obama en Oriente Próximo" y trató con mucho vigor de denunciar que Obama y su Administración tardaron en calificar el ataque como un atentado terrorista, además de cuestionar al presidente por participar en los días siguientes en actos de recaudación de fondos. Obama, que asumió personalmente la responsabilidad, le respondió enervado que era "ofensivo" que acusara a su Administración de engañar o hacer política con lo ocurrido.Recordó que había hablado de "acto de terror" el 12 de septiembre en una intervención en la Rosaleda de la Casa Blanca. Y aunque Romney intentó cuestionarlo, Obama le remitió a la transcripción de aquella comparecencia. La frase que pronunció está en los archivos: "Ningún acto de terror sacudirá la determinación de este gran país".

En el debate apareció por primera vez el tema del control de armas, y como decía después el exgobernador demócrata de Ohio Ted Strickland, "posiblemente los lobis armamentísticos no estén contentos con ninguno de los dos esta noche".

Una de las 11 personas que pudieron plantear preguntas forzaron también al candidato republicano a compararse con George Bush, el último presidente del partido, del que este año la campaña ha demostrado querer mantenerse alejado. Bush ni siquiera fue a la convención en Tampa y los aumentos de déficit y gasto durante sus dos mandatos son uno de los peores fantasmas para los republicanos.

Obama inclina la balanza

Tras el intenso enfrentamiento, los primeros sondeos realizados por las televisiones estadounidenses inclinaban la balanza del debate a favor de Obama. En la CNN, un 46%% lo consideraban vencedor frente al 39% que creyeron que ganó Romney. En la CBS, la diferencia era mucho menor pero también favorable a Obama (37% frente a 30% para Romney). En Twitter, el 68% de los primeros tuits tras el debate consideraban vencedor al presidente.

Hoy los candidatos hacen campaña en estados bisagra clave, Romney en Virginia y Obama en Iowa y Ohio. El lunes que viene se miden en Boca Ratón con un debate centrado exclusivamente en política exterior por tercera y última vez antes de las elecciones del 6 de noviembre. La carrera sigue viva..

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado