• Jueves 21 agosto 2014, 00:17 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Elecciones en EEUU

Barack Obama gana las elecciones de EEUU

El presidente vence en estados clave como Ohio, Iowa o Virginia y obtiene otros cuatro años para completar sus promesas

Los demócratas se imponen también en Florida tras un ajustado recuento y por apenas 66.000 votos de diferencia

Miércoles, 7 de noviembre del 2012 - 11:07h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
IDOYA NOAIN / RICARDO MIR DE FRANCIA / Boston / Chicago

El cambio ya tiene candidato, y vuelve a ser el de hace cuatro años. El presidente Barack Obama ganó anoche las elecciones de EEUU imponiéndose al republicano Mitt Romney, tras conquistar la inmensa mayoría de los estados bisagra --entre ellos el disputado Ohio, Iowa y Virginia-- donde se decidía la contienda. En la sede de la campaña demócrata en Chicago, el júbilo se desató tras ver como el presidente pasaba la reválida superando el que era tanto un referendo sobre su gestión como sobre el rumbo a seguir por el país en los próximo cuatro años. Muy posiblemente, su victoria cierra la carrera política de Romney, un oportunista al que no le ha bastado la indigestión que siente por Obama la América conservadora.

Los demócratas celebraban en todos los rincones del país el triunfo de Obama ATLAS

Barack Obama, durante su discurso tras proclamarse vencedor de las elecciones, anoche en Chicago. Chris Carlson | AP

Barack y Michelle Obama, junto al vicepresidente, Joe Biden, y su esposa Jill, anoche, en Chicago. Chris Carlson | AP

De lo que no hay duda a tenor de los resultados es que Obama volverá a gobernar en un país extraordinariamente polarizado. Se ha adjudicado 332 votos electorales de 26 estados --incluyendo Florida-- y el Distrito de Columbia, mientras que Romney se ha adjudicado 206 votos correspondientes a 24 estados. El entorno político no se ha despejado, y eso que los números finales parecen más holgados de lo que vaticinaban las encuestas de antemano. El Congreso seguirá dividido, con la Cámara de Representantes bajo control republicano y el Senado en manos demócratas, lo que muy probablemente le va a volver a hacer la vida imposible.

Apoyo de negros e hispanos

Parte de la clave de su victoria podría estar en la elevada participación, sugerida por algunas encuestas a pie de urna. Esos sondeos apuntaban a una respuesta masiva de la población negra y de los hispanos, dos grupos esenciales para Obama. Su campaña ha vuelto a demostrar que no tiene rival en términos organizativos, reclutando voluntarios y movilizando a los votantes.

Pero el primer análisis de los resultados apunta también a que en estos comicios ha pesado tanto la economía como la nueva realidad demográfica de un país cambiante al que los demócratas han sabido adaptarse mejor. Un país más mestizo y diverso, a la vez que menos apegado al modelo de familia tradicional. El Partido Republicano va a tener que hacer un serio examen de conciencia y replantearse el futuro porque la población blanca apenas crece, mientras el número de hispanos ha engordado un 43% en la última década.

Florida vota a Obama

De entre los estados clave, Romney acarició la victoria en Wisconsin y Ohio, pero al final solo se acabó llevando Carolina del Norte. En Florida, donde el ajustado recuento se ha prolongado hasta bien entrada la madrugada, los 29 votos electorales han sido para los demócratas. Obama ha vencido en este estado sureño por poco más de medio punto porcentual y apenas 66.000 votos de diferencia con Romney. Según los datos de la División Electoral del Departamento de Estado de Florida, se han contabilizado los 8.344.369 votos presentados, de un total de 11.934.446 electores que estaban registrados para votar, lo que supone una participación del 69,92%. De todos ellos, 4.129.499 fueron para Obama, lo que representa el 49,85%, y 4.083.435 votos fueron para Romney, lo que supone el 49,29%.

Obama arrasó en Pensilvania y Iowa, se apuntó Virginia y repitió en Michigan y New Hampshire. La victoria de Obama es también la victoria de un modelo económico, del estímulo keynesiano sobre la austeridad a la americana como vía para relanzar la recuperación. Y lo es también para el modesto Estado de bienestar estadounidense y para un Gobierno federal que los republicanos querían ver reducido a la mínima expresión.

EEUU seguirá teniendo a su primer presidente negro, el mismo que acometió la mayor reforma sanitaria en siete décadas, que le dio la puntilla a Bin Laden, que acabó con el disparate de Irak y que le puso plazo al callejón sin salida de Afganistán. Se ha dejado cosas en el tintero, como la reforma inmigratoria o el cierre de Guantánamo, pero el país le ha dado ahora una nueva oportunidad. Otros cuatro años para el cambio. O lo que sea...



Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado