• Miércoles 23 abril 2014, 15:27 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Elecciones al Parlament

LA EMERGENCIA DE LA CANDIDATURA DE UNITAT POPULAR

Los tambores de la CUP

"Los dirigentes de ERC e ICV han detectado que algo se mueve bajo sus pies, una corriente sumergida que lleva otra sigla y que puede empañar sus respectivos buenos augurios"

Miércoles, 21 de noviembre del 2012 - 16:25h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
Andreu Farràs Periodista

La legislación electoral vigente está impidiendo que la mayoría de la población acceda con facilidad a la campaña de la Candidatura de Unitat Popular (CUP). Como no tiene representación en el Parlament, sus mensajes audiovisuales no pueden ser percibidos por los medios de comunicación de gran audiencia, como los canales de televisión y las grandes cadenas de radio.

La CUP se tiene que mover en las catacumbas, que es propio y tradicional de los inicios de los movimientos revolucionarios que han surgido a lo largo de la historia. Al principio, han sido minoritarios y luego, algunos, con suerte, sangre, sudor y lágrimas, han conseguido la hegemonía o, como mínimo, han logrado cambiar el 'status quo', una vez que el 'establishment' ha asumido que no podía seguir ninguneando o combatiendo si no quería ser barrido con violencia de la historia.

Vídeo promocional de la CUP donde aparecen diferentes celebridades, como el actor Sergi López o el futbolista Oleguer Presas

Primer vídeo de apoyo la Candidatura d'Unitat Popular (CUP). YOUTUBE

Se antojan las gentes de la CUP aquellas órdenes mendicantes que se rebelaron, hartas de la corrupción, opulencia e ignominia, de las jerarquías eclesiales católicas a finales de la edad media.

Con mucho predicamento en zonas rurales de la Catalunya más 'catalana', pero también muy implantada en los depauperados barrios de clase media de la Barcelona metropolitana, los seguidores y militantes de la CUP huelen a Pedraforca, a piercing, a tractor, a camiseta coloreada de manga corta, a kufiya, a 'vella chiruca'.

Los torrentes de indignación que desembocaron el 15 de mayo del 2011 en la plaza de Catalunya y han semidesaparecido durante estos meses tendrán la ocasión de resurgir en forma de votos el próximo domingo y, muy buena parte de ellos, se expresarán en papeletas a favor de la CUP.

Su gente --anticapitalistas, ecologistas, sindicalistas, voluntarios de oenegés, cristianos de base...--  ha empezado la campaña muy tarde. Porque la CUP es eso: juventud, improvisación, asamblearismo y también humildad para la autocrítica. Y los sismógrafos de las encuestas periodísticas no han detectado este deslizamiento de tierras izquierdistas hasta hace muy poco. Pero si, como sentencian los expertos demoscópicos, lo importante no es la foto en un momento dado sino la tendencia, la CUP puede convertirse en la gran revelación del 25-N, aunque los medios de comunicación no le presten demasiada atención.

Hay muchos pertinaces abstencionistas, votantes en blanco, electores que se dedicaban a depositar papeletas con insultos para aliviarse, que pueden respaldar el próximo domingo a los 'outsiders' de la CUP (unidad popular se traduce en euskera por 'herri batasuna').

"No son políticos"

Porque sus candidatos son distintos a los demás políticos, en opinión de los desencantados de la política que han manifestado que les votarán. Mejor dicho, no porque sean distintos, sino porque ellos "no son políticos". No son jóvenes --y no tan jóvenes-- que se han apuntado a un partido para tener como profesión la de político, como algunos veintiañeros recién licenciados que ya cobran como diputados o concejales de los partidos de siempre. Para la gente de la CUP, la política es una vocación social, una obligación, más que una profesión. Y así lo están percibiendo muchos desencantados de ERC, SI e ICV-EUiA, que ven a los representantes de tres formaciones, apoltronados y encadenados al y por el 'sistema'. La CUP ha desempolvado sin complejos el marxismo y el internacionalismo. Y habla más que ERC de los ancestrales Països Catalans.

Los electos de la CUP --eso confían sus votantes-- no viajarán, como aquellos republicanos y ecosocialistas del tripartito, en un Audi blindado con televisión y reposapiés de piel. Al menos, eso es lo que aseguran ahora. La CUP suena a renovación, a monitor de esplai, a casa 'okupada', a huerto urbano, a asamblea, a salacot de Eudald Carbonell. Su gente no entra dentro del tópico antidemocrático “todos los políticos son iguales”. Y huelen a fuego de leña y a hierba mojada, pero también están muy presentes en las redes sociales de las nuevas tecnologías; la palabra CUP apareció más en Twitter que Ciutadans, SI y PPC durante y después del debate de TV-3.  

Los dirigentes de ERC, ICV y SI han detectado que algo se mueve bajo sus pies, que hay una corriente sumergida que lleva otra sigla, CUP, y que puede empañar, a última hora, los buenos augurios de las encuestas para Esquerra e Iniciativa. Están preocupados, porque, aun en el caso poco probable de que no obtenga ningún escaño, la CUP arañará muchos votos a estas tres fuerzas vecinas.

'Atabalar' en la Ciutadella

Por eso se comprende: primero, que los medios de comunicación privados más subvencionados por la Generalitat informen más de lo que sería lógico de la CUP (cuánto más atomizado sea el voto de izquierdas, más distancias conseguirá la derecha convergente de sus oponentes); y segundo, que Oriol Junqueras haya abandonado su bonhomía discursiva al dirigirse a Artur Mas y se muestre en esta segunda parte de la campaña mucho más agresivo y desconfiado en relación con las supuestas intenciones soberanistas de CiU.

Sus videos son atractivos. Están realizados con esmero e imaginación. Uno de ellos, sin embargo, es algo inquietante. Solo se oyen tambores, de entre marcha militar y batucada. Evocan al timbaler del Bruc. Son los 'tabals' (timbales). Y 'tabal' es el origen etimológico del verbo 'atabalar' y del sustantivo 'tabalot'.

Si logran irrumpir en la Ciutadella, algo que cada día que pasa parece más probable, los redobles de la CUP van a 'atabalar' a más de un izquierdista acomodado y a no pocos conservadores pseudosoberanistas.

@afarrasc


Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)
Elecciones al Parlament

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado
Elecciones al Parlament

También en elPeriódico.com