El Periódico Sociedad

La UE reprende a España por el pobre reciclaje de los profesores

La formación permanente debería abordar pedagogía y diversidad del alumnado, avisa Bruselas

La Generalitat ha recortado un 96% desde el 2011 el presupuesto de formación permanente de los docentes

La UE reprende a España por el pobre reciclaje de los profesores

FERRAN NADEU

Pruebas de acceso a la universidad en un aula de la facultad de Ingerniería de la UAB

Lunes, 11 de enero del 2016 - 20:34 CET

Mientras los políticos, los filósofos y los pedagogos debaten sobre cómo podría mejorar la escuela española y concentran toda la discusión en la formación universitaria que reciben los maestros y en cómo ha de ser el acceso a la profesión docente (mediante un MIR para profesores, como proponen algunos), la Comisión Europea (CE) ha puesto estos días algunos puntos sobre las íes: poco se avanzará si los maestros y profesores que ya están en ejercicio no realizan un buen reciclaje, si no siguen programas de desarrollo profesional como es debido, ha advertido. No se trata, pues, de que solo los jóvenes docentes sean profesionales bien preparados, ha venido a decir Bruselas. La clave está en que quienes llevan ya años trabajando lo hagan también con la mejor formación, aplicando, a ser posible, las últimas novedades pedagógicas.

“La formación que los docentes reciben a lo largo de la vida está en el corazón de la estrategia europea para la mejora de la calidad del sistema educativo”, insistía hace unas semanas, en unas jornadas celebradas en Barcelona, Peter Birch, coordinador de política educativa y análisis de sistemas de la Comisión Europea, que recordó que esta es una de las medidas consideradas clave por la comisión de Educación, Juventud y Cultura de la CE para elevar el nivel educativo en el conjunto de Europa. «Un sistema de formación continuada de alta calidad es crucial para asegurar que los profesores poseen y mantienen las habilidades que requieren para ser eficaces en las aulas de hoy», subrayó el portavoz comunitario en su reciente visita a la capital catalana, donde participó en un seminario organizado por la fundación Jaume Bofill.

El problema es que en España, advirtió Birch, las cosas no acaban de funcionar en este ámbito. “Las administraciones deberían de replantearse qué se está haciendo actualmente sobre desarrollo profesional y proporcionar reciclajes específicos en cuestiones pedagógicas y de diversidad del alumnado, que son las dos áreas en que los propios docentes reconocen tener más dificultades y menos preparación”, clamó el experto británico.

RECORTE PRESUPUESTARIO

Con todo, el cambio de modelo sugerido por la Comisión Europea no será fácil de implantar, especialmente después del drástico recorte que han sufrido los presupuestos públicos destinados a la formación permanente del profesorado en los últimos años en España. Solo en Catalunya, aunque para este 2016 se prevé hacer “un esfuerzo para dar un nuevo impulso a la formación continuada de los maestros”, insiste la Conselleria d’Ensenyament, lo cierto es que los fondos destinados por la Generalitat a esta materia son un 96% más bajos que los del 2011.

Las partidas económicas previstas por el Ministerio de Educación para cursos de reciclaje profesional también se han reducido prácticamente a cero, salvo en el caso de aquellos que se quieran formar como profesores de la nueva formación profesional (FP) básica, para los que sí hay recursos.

“Es cierto que en el 2015 aumentó ligeramente la asignación pública para formación permanente de los maestros catalanes, pero también lo es que hasta hace poco el presupuesto por maestro era de solo seis euros al año”, denuncia Manel Pulido, secretario de la federación de Educación en CCOO en Catalunya. La participación en escuelas de verano, en talleres, cursos y otras actividades formativas (incluidas las clases de inglés fuera de las escuelas oficiales de idiomas) los están pagando en estos momentos “los maestros de sus bolsillos”, afirma Pulido.

“Es posible que, en ocasiones y en algunos centros, se haya impartido formación continuada sin demasiado criterio, pero eso no justifica que se hayan eliminado los recursos para ello, como ha sucedido en los últimos años”, lamenta, por su parte, Maria Vinuesa, miembro de la junta directiva de la asociación pedagógica Rosa Sensat.

CRITERIO CENTRALIZADO

Con el modelo de reciclaje profesional que ha implantado Ensenyament en los últimos años, “la formación continuada de los maestros se ha convertido en una cuestión centralizada por la Administración”, añade el secretario de Educación en CCOO. Con esta fórmula, que potencia sobre todo la adquisición de las competencias básicas, “se han dejado de tener en cuenta las necesidades de cada centro educativo y de cada profesor”, señala. En su opinión, haría falta más preparación en temas como, por ejemplo, cómo gestionar la diversidad creciente de las aulas.

«Aunque en el 2015 creció, el presupuesto público para formación permanente es de solo 6 euros al año por docente», denuncia CCOO

“El problema no son los contenidos. Los profesores, sobre todo los de secundaria, dominan perfectamente los temarios, el qué han de explicar. El problema son las didácticas, el cómo trasladar esos contenidos y conseguir que resulten atractivos a los alumnos”, señaló Peter Birch, en su conferencia en Barcelona, donde citó datos de la encuesta TALIS que realiza la OCDE entre profesores de todo el mundo.

El 75% de los docentes participantes en la edición del 2014 de ese sondeo internacional afirman sentirse suficientemente preparados en cuanto a los contenidos de su asignatura, “pero ese porcentaje cae cuando se trata de las cuestiones didácticas”, observó el analista de la CE. “En ninguna otra profesión se permitiría que ocurriera lo que ocurre con los maestros… ¿Se dejaría trabajar a un cirujano que admitiera que sabe qué hay que extirpar pero que desconoce cómo hacerlo? ¿Y a un piloto de avión?”, cuestionó.