El Periódico

EL FUTURO DE LA UNIÓN EUROPEA

Jeroen Dijsselbloem se aferra a su silla de presidente del Eurogrupo

Pese a la debacle electoral de su partido insiste en que su intención es seguir en el cargo hasta el final del mandato en enero de 2018

Guindos replica que "en principio no es candidato a nada" pero cuestiona su continuidad y confía en que impere "el sentido común"

Jeroen Dijsselbloem se aferra a su silla de presidente del Eurogrupo

ARCHIVO / REUTERS

Jeroen Dijsselbloem.

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 10:42 CET

El ministro holandés de finanzas en funciones, Jeroen Dijsselbloem, no está dispuesto a ceder su silla al frente del Eurogrupo. Pese a la debable de los socialdemócratas (PvdA) en las elecciones del 15 de marzo y su posible salida del gobierno, el holandés ha dejado claro que su intención es agotar el mandato –expira en enero de 2018- y que solo saldrá antes de tiempo si lo echan sus colegas. Este lunes muchos de ellos han aprovechado para cerrar filas y destacar su “gran trabajo” como presidente del Eurogrupo.

“Para este cargo no me eligieron los electores holandeses sino los ministros del Eurogrupo. Así que ellos decidirán si todavía tengo su confianza, si debo finalizar mi mandato. Veremos”, ha zanjado este lunes insistiendo en que si no dimite es por responsabilidad política. “Es una responsabilidad importante y no quiero huir de ella”, ha asegurado sobre una presidencia del Eurogrupo a la que llegó en enero de 2013 y que renovó para un segundo mandato, tras derrotar a Luis de Guindos, a mediados de 2015.

Dijsselbloem es consciente de que las negociaciones para formar gobierno en Holanda pueden todavía llevar meses, que la posibilidad de que su partido se sume a la coalición de gobierno son “extremadamente pequeñas”, pero que mientras tanto seguirá siendo ministro en funciones. “Si hay una brecha temporal entre el final del gobierno en funciones y enero no lo se. Lo que debería ocurrir a partir de ese momento no me compete a mí.

CIERRE DE FILAS EN EL EUROGRUPO

Muchos de sus colegas le han mostrado este lunes su respaldo. Desde el alemán Wolfgang Schauble hasta el francés Michel Sapin han destacado el “gran trabajo” que ha hecho al frente del Eurogrupo y los mismo el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici, que ha destacado de él lo “extremadamente competente y apreciado” que es. Quien no le ha dado ninguna palmadita en la espalda ha sido su eterno rival por el puesto, el ministro español, Luis de Guindos, que preguntado por su posible interés en el puesto ha vuelto a reiterar que “en principio, no soy candidato de nada”.

Aunque no ha querido entrar en polémicas , Guindos ha advertido que es “un tema de legitimidad y de sentido común” y ha criticado la ambigüedad de las reglas internas de funcionamiento del Eurogrupo. “He visto algunas que son más claras y menos evanescentes”, ha dicho con ironía. Hay tres documentos que mencionan la presidencia del Eurogrupo – el Tratado de Lisboa, las conclusiones del Consejo Europeo de octubre de 2011 y las reglas internas de funcionamiento del eurogrupo- pero solo las reglas, de octubre de 2008, hablan de quien puede presidir el cargo. Según las mismas, “los candidatos a presidente (del Eurogrupo) deben tener el cargo de ministro nacional de finanzas”, “haber adquirido alguna experiencia en los trabajos del Eurogrupo y disfrutar de un reconocimiento general sobre sus conocimientos en cuestiones de unión económica y monetaria”. Es decir, para ser candidato a presidente del Eurogrupo hay que ser ministro de finanzas pero una vez que uno es presidente las reglas no dicen que tenga que dejar el cargo si pierde el ministerio.

EQUILIBRIO INSTITUCIONAL

Su salida, en todo caso, no le abriría automáticamente la puerta del Eurogrupo a Guindos. Tanto  la Comisión Europea como el Consejo Europeo y la Eurocámara están ocupados por políticos del PPE –solo la jefa de la diplomacia es socialista- lo que significa que sería difícil que los socialistas aceptaran dar la futura presidencia del Eurogrupo a un conservador. Además, Los jefes de estado y de gobierno de la UE anunciaron en su última cumbre que a finales de año volverán a abordar el proceso, los criterios y equilibrios necesarios en los nombramientos de los altos cargos europeos en el próximo ciclo institucional.

De hecho, según ha explicado Dijsselbloem, la Comisión Europea presentará en mayo una propuesta sobre el futuro papel de la unión económica y monetaria que “dará munición al debate” sobre una presidencia permanente del Eurogrupo. “Voy a hablar con mis colegas uno por uno para escuchan como ven ellos esta nueva situacion. Este nuevo territorio en el que no hemos estado antes y cómo ven el futuro de la presidencia del Eurogrupo”, ha anunciado.

Marco Verratti ha enviado un mensaje claro al Barcelona, después de haber reafirmado su deseo de dejar el PSG