El Periódico

INDUSTRIA DE AUTOMOCIÓN

Seat invierte 900 millones en los nuevos Ibiza y Arona

Puigdemont ofrece la ayuda del Govern a la marca "siempre que haga falta"

La fábrica de Martorell empieza la producción en serie del utilitario y las pruebas del SUV pequeño

Seat invierte 900 millones en los nuevos Ibiza y Arona

JOAN CORTADELLAS

Carles Puigdemont y Luca de Meo, junto al nuevo Ibiza en la fábrica de Martorell.

ANTONI FUENTES / MARTORELL

Miércoles, 19 de abril del 2017 - 13:26 CEST

Las inversiones de Seat siguen avanzando según lo previsto. El presidente de la marca, Luca de Meo, ha anunciado este miércoles, durante una visita a la fábrica de Martorell del President Carles Puigdemont, que el desarrollo y lanzamiento de los nuevos Ibiza y Arona ha supuesto un desembolso de 900 millones de euros.

Esos 900 millones suponen un aumento de 100 millones en relación con el lanzamiento del León y todas sus versiones en el 2012, cuya inversión ascendió a 800 millones. La apuesta por la quinta generación del Ibiza y el nuevo todocamino (SUV en sus siglas en inglés) Arona forma parte del plan inversor de 3.300 millones previsto del 2015 al 2019. El cambio obligará a traspasar un turno de trabajo del León, que pasará a tener dos, a la nueva línea del Ibiza y el Arona, que tendrá tres.

Carles Puigdemont prueba unas gafas inteligentes para operarios en la fábrica de Martorell.

NEGOCIACIÓN POR LAS AYUDAS

El mantenimiento de esas inversiones, a pesar de los recortes aplicados por el grupo Volkswagen después de que estallara el 'dieselgate', llevó a una intensa negociación en el 2015 y 2016 entre las administraciones españolas y la multinacional para garantizar las ayudas públicas.

Una vez resueltos los compromisos de Volkswagen, Seat y de las administraciones, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado del 'conseller' de Empresa, Jordi Baiget, ha mostrado su apoyo a la marca con su primera visita a la factoría de Martorell, concretamente a la nueva línea de montaje del Ibiza y del Arona. El President ha agradecido al grupo alemán la apuesta inversora por la fábrica catalana y ha asegurado que la compañía puede contar con el Govern ahora y en el futuro porque "estará junto a la apuesta tractora de Seat siempre que haga falta".

Puigdemont ha calficado a Seat como "un icono de la Catalunya industrial" que ahora recoge los frutos con "unos magníficos resultados" de las decisiones acertadas tomadas hace años.

UN ARONA EN LA FÁBRICA

Aunque la visita de Puigdemont se ha centrado en la línea de montaje del Ibiza nuevo, a pocos metros de allí ha aparecido una de las pocas unidades del Arona que ya se están ensamblando bajo un secreto absoluto. Como ha recordado De Meo, la marca se halla en pleno proceso de lanzamiento de cuatro modelos nuevos entre 2016 y 2017 que forman parte del "compromiso con el desarrollo económico del país" como primer inversor industrial y de I+D.

De Meo ha reiterado que Seat "es más que una fábrica", parafraseando el lema del Barça, aunque se debate entre su romance con Barcelona desde su llegada a la marca de Volkswagen y su afición por la Juventus de Turín que le ha recordado Puigdemont en referencia al decisivo partido de Champions del día.

Dos goles de Leo y otro de Rakitic sirven al Barcelona para ganar en el Bernabéu