El Periódico

El futuro de una empresa estratégica

Los sindicatos de Iberia desconvocan la huelga tras asumir 3.141 despidos

Los pilotos solo aceptan no hacer paros la semana que viene y el grupo les tilda de «irresponsables»

El acuerdo supone un recorte salarial de hasta el 14% y una tregua de seis meses sin movilizaciones

P. A.
MADRID

Jueves, 14 de marzo del 2013

El mediador del conflicto de Iberia, Gregorio Tudela, firma la propuesta de pacto ante la mirada de la ministra de Fomento, Ana Pastor (izquierda), y los representantes sindicales, ayer.

Ni la semana que viene ni, con suerte, en seis meses. Iberia y sindicatos representantes del 93% de su plantilla firmaron ayer un acuerdo que supondrá que la aerolínea no registre la huelga de cinco días prevista para la semana que viene ni, a expensas de los pilotos, ningún paro similar en medio año. El pacto, con todo, es solo un primer paso: compañía y trabajadores deberán negociar ahora medidas para mejorar la productividad. De la evolución de esta negociación dependerá que no se repita el conflicto.

El documento -suscrito ayer en el Ministerio de Fomento en presencia de su titular, Ana Pastor- afecta a todos los empleados, al haber sido aprobado por los representantes de la mayoría, e implica que se recortarán un mínimo de 3.141 puestos de trabajo (o una cifra mayor si hay salidas voluntarias), lo que equivale al 16% de la plantilla. Del total, 2.500 bajas se producirán este mismo año. La cifra, propuesta por el mediador (el académico Gregorio Tudela), es abultada, pero inferior a los 3.807 despidos previstos en el ERE que presentó la empresa en febrero y a los 4.500 que anunció en noviembre, cuando estalló el conflicto.

El acuerdo ha sido suscrito por la dirección de la empresa, perteneciente al grupo hispano-británico IAG, y por los sindicatos UGT, CCOO, CTA Vuelo, USO, Sitcpla y Asetma. El rechazo más notable ha sido la de la organización mayoritaria de los pilotos, el Sepla, que se ha sumado a la desconvocatoria de la huelga de la semana que viene, pero no descarta protestas en el futuro si no prosperan sus negociaciones con Iberia.

TRATO INJUSTO / Justo Peral, representante de este sindicato en el acto de ayer en Fomento, explicó que su colectivo entiende que el pacto es «muy desigual para los pilotos con respecto al resto» de trabajadores y no incluye suficientes garantías por parte del grupo. Además, defendió que el acuerdo no se puede aplicar a los pilotos, ya que antes del ERE se acordó que cada colectivo tendría autonomía para negociar y alcanzar acuerdos propios.

La asociación pretende seguir negociando con la compañía, que tildó su comportamiento en una nota de prensa de «insolidario e irresponsable». De los 3.141 empleos que se destruirán, 2.256 serán personal de tierra, 627 tripulantes de cabina y 258 pilotos. Estos dos últimos colectivos sufrirán una reducción de salario del 14%, mientras que para el resto de los trabajadores será del 7%. Además, los sindicatos han aceptado renunciar a la subida salarial en relación con la inflación del 2012 y congelar los sueldos hasta el final del 2015.

AHORROS MENORES / Las bajas se harán de acuerdo al ERE presentado por la compañía en el 2001, cuya vigencia se ampliará hasta diciembre del 2015. Habrá, así, bajas voluntarias, prejubilaciones y mejores condiciones en las salidas a las previstas en el ERE presentado por la compañía en febrero, que pasaba por aplicar la reforma laboral. Según los analistas de bolsa del Sabadell, esta mejora supondrá que el coste para Iberia suba de unos 250 millones de euros a 410 millones. El consejero delegado de la compañía, Rafael Sánchez-Lozano, valoró ayer el acuerdo, pero advirtió de que no permitirá ahorrar los 613 millones previstos en el plan de transformación de la firma.

También los sindicatos apuntaron, en relación a las medidas de productividad que pasarán a negociar ahora, que el acuerdo supone solo un «punto y seguido» que no garantiza la viabilidad futura de la empresa. La ministra de Fomento animó a las partes a que continúen buscando «más encuentros y más acuerdos» para el futuro de la compañía y del país.

La Rojita superó a Italia gracias a los tres goles de Saúl Ñíguez, MVP del partido