El Periódico

La mejor selecci?n de pisos y casas - Venta de pisos y casas

irregularidades en la CAÍDA DE UN grupo turístico 

La jueza declara a Díaz Ferrán culpable de la quiebra de Marsans

El expresidente de la CEOE deberá afrontar una deuda de más de 400 millones

El empresario Cabo y los herederos de Pascual también han de saldar el agujero

EL PERIÓDICO
MADRID

Sábado, 15 de junio del 2013

Gerardo Díaz Ferrán, el 7 de febrero del 2012, en la Audiencia Nacional.

La titular del Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha calificado como «culpable» el concurso de Viajes Marsans, lo que supone que Gerardo Díaz Ferrán, los herederos de su socio, Gonzalo Pascual, y Ángel de Cabo (el empresario que compró el grupo casi al tiempo que presentó el concurso) deberán hacer frente a la deuda del grupo turístico, que supera los 400 millones de euros.

Así se recoge en la sentencia emitida por la jueza Ana María Gallego el 13 de junio en la que, además, se inhabilita a Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE, y a la empresa de De Cabo (Posibilitum Business) para «administrar bienes ajenos» o «representar o administrar a cualquier persona» durante 15 años.

Díaz Ferrán está en prisión preventiva desde el 5 de diciembre por otra causa vinculada con Marsans, la de la llamada operación Crucero, en la que el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco investiga el vaciamiento patrimonial del grupo.

IRREGULARIDADES CONTABLES / En su sentencia, la jueza justifica la declaración culpable del concurso en la existencia de irregularidades contables, ya que Viajes Marsans no provisionó en las cuentas anuales del ejercicio 2008/2009 los saldos deudores de las sociedades del grupo Teinver y Air Comet, lo que hubiera hecho que los resultados fueran unas pérdidas de 183,6 millones, frente a los beneficios de 7,7 millones reflejados. Además, los fondos propios habrían sido negativos en 121,7 millones, para un capital de 18 millones, «lo que, claramente sitúa a la concursada en causa de disolución».

También recuerda la jueza que la auditora de Viajes Marsans, PWC, subrayó en su informe que no podía «expresar una opinión» sobre las cuentas del 2009 debido a que no se le había facilitado toda la información necesaria. La magistrada subraya, además, que hubo una salida fraudulenta de bienes del grupo entre el 2008 y el 2010, los dos años anteriores a la declaración de concurso, «periodo sospechoso por excelencia donde el legislador, con buen tino, presume un conocimiento más o menos próximo de la situación próxima de insolvencia», afirma en la sentencia. La juez considera acreditada la existencia de actos jurídicos dirigidos a simular una situación patrimonial ficticia.

Durante la instrucción, la magistrada ya decretó el embargo de bienes de los empresarios para cubrir el déficit patrimonial de la masa de Viajes Marsans, que supera los 417 millones, ante la alta probabilidad de que el concurso fuera declarado culpable. El embargo afectó a 10 inmuebles de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, ya fallecido, así como a cuentas y depósitos bancarios.

La resolución del juzgado no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid en el plazo de 20 días desde su notificación.

Publicidad

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario