El Periódico

CUENTAS PÚBLICAS

Bruselas activa el proceso para multar a España y pide más ajustes

La CE abre la puerta a una sanción de cero euros a cambio una mayor reducción del déficit

La Comisión Europea deja para otoño la decisión de dar un año más a España para cumplir los pactos

Bruselas activa el proceso para multar a España y pide más ajustes

REUTERS / ENRIC VIDAL

El comisario europeo de Finanzas, Pierre Moscovici, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, en Bruselas.

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

Jueves, 7 de julio del 2016 - 20:15 CEST

No es la primera vez que Bruselas acusa a algún Estado miembro de no tomar medidas para corregir el desvío en el déficit público pero desde este jueves España y Portugal tienen el honor de ser los dos primeros países de la UE en estrenar el instrumento sancionador. Tras semanas de dudas y retrasos, la Comisión Europea ha aprobado, por procedimiento escrito, un dictamen negativo en el que certifica que el gobierno de Mariano Rajoy no ha adoptado "medidas efectivas” ni en el 2014 ni en el 2015.

Este primer paso del procedimiento infractor puede terminar en una multa que puede oscilar entre cero euros y unos 2.100 millones e incluir la congelación de parte de los fondos estructurales para 2017. Además, la Comisión considera que España y Portugal "no corregirán su déficit excesivo dentro del plazo recomendado", y que además de incumplir los objetivos del 2015 es "improbable" que España lo haga en el 2016. Por ello considera que harán falta nuevos ajustes.

En todo caso, la Comisión Europea no pedirá estos nuevos ajustes al Gobierno español “hasta después del verano”, según ha precisado el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una rueda de prensa en Bruselas en la que ha comparecido junto al vicepresidente responsable del euro, Valdis Dombrovski, para dar cuenta de las decisiones adoptadas este jueves en relación a la situación presupuestaria de España y de Portugal. La CE colaborará con "España y Portugal· para llegar a un acuerdo sobre "los compromisos políticos que deben asumirse", ha dicho Moscovici. 

PROCEDIMIENTO EN MARCHA

Si el resto de gobiernos de la UE no se apiadan de su colega español Luis de Guindos en la reunión de ministros de economía y finanzas de la UE que celebran el próximo 11 y 12 de julio, el reloj empezará a correr y Bruselas no tendrá más remedio que presentar una propuesta de sanción para el 1 de agosto, complicándole aún la vida al gobierno en funciones. La inclusión de este punto en el orden del día del próximo Ecofin se ha debatido este jueves brevemente en el comité de representantes permanentes –donde participan los 28 embajadores- y se ha saldado, según fuentes diplomáticas, con la petición de Portugal de que la decisión que tomen los 28 ministros sea “de índole política”.

Tal y como han descrito Moscovici y Dombrovski este jueves el funcionamiento del procedimiento sancionador en marcha, la obligación de asumir nuevos ajustes en el 2017 y posiblemente también en el 2016 será la condición que tendrá que asumir el nuevo Gobierno de España a cambio de que la Comisión Europea acepte dejar en cero euros la posible multa a España y de conceder un año más, hasta el 2017, para que el déficit público español se sitúe por debajo del límite del 3%, en concreto en el 2,5% del PIB.

“LAS REGLAS NO SON IDIOTAS”

“Queremos conciliar credibilidad e inteligencia” en la aplicación del Pacto de Estabilidad, ha dicho Moscovici en la rueda de prensa.

La “credibilidad” en la aplicación estricta de las reglas lleva a la Comisión Europea a seguir adelante con el procedimiento infractor. La “inteligencia”, según Moscovici, conduce a intentar evitar que estas reglas frenen el crecimiento y la creación de empleo; también, a tener en cuenta el nuevo escenario de la UE tras el ‘brexit’.

De ahí la insistencia del comisario en la posibilidad de que la multa a España sea finalmente de cero euros y en la concesión de un año más para situar el déficit por debajo del 3% del PIB. "Las reglas no son idiotas, son inteligentes, constructivas. No son reglas punitivas", ha repetido en varias ocasiones.

EL AÑO EXTRA, EN ESPERA

La decisión de conceder un año más a España, hasta el 2017, para cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento iba a ser adoptada la semana próxima. Sin embargo, según el nuevo documento que estudiará el Ecofin, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, en su punto primero ahora solo recomienda a España “garantizar una corrección sostenida del déficit excesivo, de acuerdo con las decisiones o recomendaciones relevantes bajo el procedimiento por déficit excesivo”, “tomando las medidas estructurales necesarias” y aprovechando todos los beneficios imprevistos “para reducir el déficit y la deuda”, sin hablar de plazos.

Ha sido el propio Moscovici quien ha explicado que la decisión de dar un año más a España se retrasará y se adoptará a partir de mediados de octubre, cuando se conozcan los planes presupuestarios para el 2017 de todas las administraciones públicas españolas.

Preocupación europea por la caída de la recaudación fiscal

Pese al revés que supone para España el retraso en la decisión de la concesión de un año más para salir del proceso de déficit excesivo, el Gobierno podría aprovechar esta decisión para pedir más tiempo. Aunque el actual ministro de Economía en funciones Guindos insiste en que habrá un crecimiento fuerte este año, existe preocupación en el seno de la Comisión Europea por la caída de la recaudación y el deterioro fiscal que se está produciendo en la primera mitad del 2016, que hacen muy difícil alcanzar el objetivo de déficit del 3,7% propuesto para 2016. De ahí que se haya reabierto el debate sobre si conviene dar dos años –como propuso inicialmente el comisario Pierre Moscovici- o solo uno, como prefería el vicepresidente Valdis Dombrovskis. “Hay visiones de todo tipo”, aseguran en la casa.

“Hemos constatado la necesidad de un año más para que España y Portugal cumplan el Pacto de Estabilidad”, ha dicho el comisario Moscovici. “Pero esa decisión forma parte de una nueva trayectoria. Se adoptará en el marco del análisis de los proyectos presupuestarios. Entonces haremos recomendaciones pidiendo se año adicional”, ha dicho el representante de la Comisión Europea”.

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça