El Periódico

Martes, 8 de junio del 2010

Cuando se entregan premios cinematográficos, junto a los reconocimientos a los actores protagonistas, suelen otorgarse también distinciones a actores de reparto. Pero a menudo te quedas con la impresión de que la dimensión o la proyección del papel de un actor dentro de la película no necesariamente se corresponde con la calidad de su interpretación. Sucede, pues, a veces que te conmueve o te interesa más el trabajo de un secundario. Y esta consideración la podemos aplicar a otros muchos ámbitos. Me ha llevado a pensar en ello una figura poco conocida en nuestro mundo cultural y sin embargo con una trayectoria y una obra de las de quitarse el sombrero y aplaudir con entusiasmo.

Me refiero a Joana Raspall, nacida en 1913 en Barcelona y que vive en Sant Feliu de Llobregat desde hace 94 años. Escritora y bibliotecaria, impulsora del premio Martí Dot de poesía, ha recibido, entre otras distinciones, la Medalla de Oro de Sant Feliu de Llobregat y la Creu de Sant Jordi. Muchos hemos consultado el Diccionari de locucions i frases fetes y el Diccionari d'homònims i parònims que son fruto de su colaboración con Joan Martí, actual presidente de la Sección Filológica del Institut d'Estudis Catalans. Ahora bien, se hace indispensable destacar de una manera especial su labor ingente en el campo del teatro y la poesía infantil, géneros que ha cultivado con un talento excepcional y que en el conjunto del mundo literario no reciben ni la atención ni la valoración que merecerían, porque son tratados como secundarios, a pesar de que los han practicado autores fundamentales de nuestro mundo literario como Josep Vallverdú, Joaquim Carbó o Emili Teixidor.

Hace poco se ha editado su libro de cuentos El calaix del mig i el vell rellotge. Uno de sus mejores textos es Arpegis, un bellísimo libro de haikús prologado por Feliu Formosa. Encontramos en él auténticas joyas de su don admirable de observación de la vida, de su sensibilidad generosa y de su dominio preciso del lenguaje: «Majestuosa,/l'arrogància dels cignes/ens interroga», «La posta és lenta;/ li pesa endur-se un dia/ ple de desitjos» o «Cada paraula/ és un batec de vida/ que vol donar-se». ¿Verdad que Joana Raspall tendría que ser ya el nombre de una biblioteca?

El agente de Marco Verrratti, Donato Di Campli, habla a pocos días para que el PSG inicie la pretemporada