El Periódico Sociedad

AERONÁUTICA

La NASA impulsa una revolución de los aviones comerciales

Desarrollará aeronaves más limpias, silenciosas y rápidas durante los próximos 10 años

EUROPA PRESS / MADRID

Martes, 1 de marzo del 2016 - 12:45 CET

La NASA apuesta por una nueva era en la aviación drásticamente más limpia, silenciosa e incluso más rápida. Para ello, ha presentado un plan de 10 años con financiación desde el presupuesto del 2017.

Los ingenieros aeronáuticos de la NASA quieren lograr grandes metas en la reducción del consumo de combustible, las emisiones y el ruido de los aviones con la modificación del diseño y la forma en que operan en el aire y en el suelo.

Una pieza importante de este plan de 10 años es New Aviation Horizons, una empresa ambiciosa para diseñar, construir y probar una variedad de vehículos de demostración de vuelo o 'x-planes'. La NASA destaca su larga experiencia en el uso de aviones experimentales para poner a prueba tecnologías avanzadas y diseños revolucionarios, y para reducir el tiempo que tarda la tecnología en ser adoptada por la industria e instalarse en el mercado.

UN AHORRO NOTABLE

Las pruebas incluyen avances en materiales compuestos ligeros que son necesarios para crear estructuras de aviones revolucionarios, un diseño avanzado de turbina para mejorar la propulsión y reducir el ruido de los motores a reacción, un diseño para reducir el ruido de los flaps de las alas y el tren de aterrizaje y flaps de las alas que cambian de forma, e incluso recubrimientos para evitar la acumulación de residuos de insectos en las alas. Los investigadores predicen que toda esta nueva tecnología podría ahorrar a la industria aérea 225.000 millones de dólares durante los primeros 25 años después de su puesta en servicio.

"Estamos en el lugar correcto, en el momento adecuado, con las tecnologías adecuadas," dijo Jaiwon Shin, administrador asociado del Directorio de Misiones de Investigación Aeronáutica de la NASA. "El potencial de estas tecnologías no se puede implementar en la forma de tubo y alas de los aviones de hoy en día", explicó en un comunicado. "Necesitamos los 'x-planes' para demostrar, de manera innegable, la forma en que la tecnología puede hacer la aviación más cómoda, reducir los retrasos y mantener la seguridad de los usuarios del transporte aéreo".

Se espera que uno de los primeros 'x-planes' tenga una forma de cuerpo de ala híbrido, en el que el tubo y ala convencionales se convierten en un ala que se integra en el cuerpo. Vuela a la misma velocidad que los aviones de transporte comercial.

Los motores están en la parte superior de un fuselaje que es en sí mismo revolucionario, debido a la forma y lo que se requiere para su construcción para soportar las tensiones de vuelo. Durante la década pasada, la NASA y sus socios han estudiado el rendimiento y los beneficios de la configuración del cuerpo de ala híbrido usando computadoras, túneles de viento y pruebas de vuelo no tripuladas. Una gran cantidad de datos ya están disponibles para diseñar un 'x-plane' que pondrá a prueba la mayoría de estas tecnologías avanzadas.

Otros 'x-planes' ensayarán tecnologías específicas relacionadas con diseños de aviones subsónicos ultraeficientes en vuelo. Las posibilidades incluyen alas muy largas pero estrechas, formas de propulsión eléctrica, un fuselaje de doble ancho, o motores integrados en el vehículo.

BIOCOMBUSTIBLES BAJOS EN CARBONO

Y en una primicia mundial, otro 'x-plane' será un vehículo supersónico de propulsión a chorro que quema biocombustibles bajos en carbono y cuyo ruido apenas será audible desde tierra.

Los aviones de New Horizons Aviation serán aproximadamente a media escala de un avión de producción, aunque algunos pueden ser más pequeños o más grandes, y es probable que sean pilotados. El diseño y construcción tardará varios años, con vehículos que empezarán a volar alrededor del 2020 dependiendo de los fondos.

Si el Real Madrid pierde ante el Deportivo, el Barça puede acabar el año con los mismos puntos