El Periódico Sociedad

Concierto Beatles

YACIMIENTO DE LA GRUTA DE AROEIRA

Descubierto en Portugal un extraño cráneo humano de hace 400.000 años

El fósil presenta diferencias sustanciales con respecto a restos coetáneos localizados en Atapuerca (España) o Tautavel (Francia)

Descubierto en Portugal un extraño cráneo humano de hace 400.000 años

UB / PNAS

Reconstrucción virtual del cráneo Aroeira 3, localizado en el yacimiento portugués del mismo nombre. Tiene unos 400.000 años.

Lunes, 13 de marzo del 2017 - 20:04 CET

Un equipo de investigadores ha descubierto en el centro de Portugal, en un yacimiento paleontológico del distrito de Santarem, un cráneo bastante bien conservado de un homínido de hace 400.000 años que muestra diferencias sustanciales con los escasos huesos de la misma época localizados en otros emplazamientos de Europa, como en Atapuerca (España), Ceprano (Italia), Tautavel (Francia) o Swanscombe (Gran Bretaña).

¿Antepasado de los neandertales?, ¿antepasado de los hombres modernos? "Solo podemos aseverar que es humano", comenta a este diario el coordinador de las excavaciones, João Zilhão, profesor de la Universitat de Barcelona (UB) con un contrato ICREA de la Generalitat.

Bifaces achelenses del yacimiento de Aroeira, en el centro de Portugal.

El nuevo fósil, que ha sido designado técnicamente como Aroeira 3, en referencia a la cueva del mismo nombre donde apareció, abre "un nuevo marco de referencia para estudiar la aparición de los rasgos morfológicos en el Pleistoceno medio", consideran los autores del estudio. Este periodo de la evolución es clave porque en él surgieron, a partir de 'Homos erectus' ancestrales, tanto los neandertales y sus antepasados como los humanos anatómicamente modernos.

En el yacimiento de Aroeira se realizan excavaciones desde 1987, en "un terreno muy duro en el que necesitamos auténticos martillos para progresar", comenta Zilhão. El cráneo apareció durante una campaña de hace tres años, pero hasta su publicación ha sido necesario un complejo proceso de verificación y datación. Está muy completo (solo le falta el hueso occipital) y cuenta además con un fragmento del maxilar y dos molares fragmentados.

El descubrimiento se ha publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS). El cráneo presenta "características morfológicas de los precursores del neandertal, como los arcos supraorbitales fusionados, así como la cavidad nasal y otros rasgos que se asemejan a otras especies fósiles", destaca el artículo.

Previamente se habían localizado en la misma zona dos dientes humanos de difícil adscripción, llamados Aroeira 1 y 2. "No necesariamente eran del mismo individuo y ni siquiera de la misma época", añade el investigador de la UB.

EL USO DEL FUEGO

El cráneo, que se encontraba en la base de los sedimentos, ya cerca de la roca madre, apareció asociado a restos de fuego -concretamente a un hueso animal quemado-, lo que confirma que los humanos ya empleaban el fuego hace 400.000 años, "algo que algunos aún discuten", destaca Zilhão. También se encontraron otros restos de fauna (ciervos, gamos, rinocerontes, osos, caprinos) y abundantes herramientas de sílex y cuarcita, entre las que abundaban los bifaces (hachas de mano).

"Creo que la humanidad ya constituía una sola especie por aquel entonces, aunque mucho más diversa que hoy", explica el investigador João Zilhão (UB)

Gracias a la aplicación del método de series de uranio, la datación del cráneo ha sido muy precisa (se le ha asignado concretamente una edad comprendida entre 390.000 y 436.000 años).

"La combinación de rasgos que se observa en Aroeira 3 es única y aumenta de forma significativa la diversidad humana conocida. Esta etapa de la evolución humana habrá sido, por lo tanto, un proceso mucho más complejo que lo que hasta ahora se pensaba. Se que hay colegas que no opinan igual, incluso en nuestro mismo equipo, pero creo que hace 500.000 años la humanidad ya constituía una sola especie, aunque mucho más diversa que hoy en día", concluye Zilhão.

EL EQUIPO

El descubrimiento ha sido realizado por un equipo científico del Centro de Arqueología de la Universidad de Lisboa (Uniarq), en el marco de las excavaciones arqueológicas desarrolladas desde 1987 bajo la dirección de João Zilhão (UB). Desde el año 2013, en el equipo investigador también participan otros expertos de la UB. Asimismo son autores destacados del descubrimiento Joan Daura (Uniarq y UB) y Juan Luis Arsuaga, Montserrat Sanz, Maricruz Ortega y Elena Santos (Universidad Complutense de Madrid), entre otros.

Bifaces: la evidencia de la cultura achelense

Como explica Zilhão, "el fósil Aroeira 3 está asociado a la llamada cultura Achelense, que se originó en África hace más de un millón de años, y que se caracteriza por las bifaces, hachas de mano talladas de forma simétrica por ambos lados para facilitar el corte. En Europa, en cambio, apenas hay vestigios hasta hace al menos 500.000 años. "Junto con los restos de la Sima de los Huesos (Atapuerca) y de Tautavel, el cráneo de Aroeira representa una de las primeras poblaciones achelenses de Europa", explica Zilhão. Es además la más occidental de todas.

TEMAS

Tuve la oportunidad de ver in situ el trabajo de Juan Carlos Unzué en el Numancia y su entrega a la profesión es máxima.