El Periódico

ESTUDIO TÉCNICO DE UNO DE LOS PROYECTOS MÁS IMPORTANTES DE BARCELONA

Las obras del túnel de Glòries costarán 12 millones de euros más

Una auditoría asegura que la adjudicación de la obra destila "un riesgo económico importante"

El ayuntamiento encarga un informe jurídico y no descarta rescindir el contrato con la constructora

Las obras del túnel de Glòries costarán 12 millones de euros más

ALBERT BERTRAN

Imagen del túnel de Glòries desde el lado Llobregat, el pasado mes de diciembre. 

Jueves, 23 de marzo del 2017 - 20:54 CET

Barcelona tiene dos grandes cicatrices a vista de pájaro: La Sagrera y Glòries. La primera sigue sangrando porque Adif no encuentra la manera de impulsar la estación de alta velocidad que permitiría urbanizar un gran parque hasta el nudo de la Trinitat. La segunda está en modo sutura, pero gafada. En enero se hacía público que el futuro parque urbano que sustituirá al 'donut' vial costará un 40% más, 42 millones en total, respecto a la cifra dada inicialmente. Este jueves, tras hacerse público el contenido de una auditoría técnica de la obra, impulsada por la CUP, se ha sabido que el presupuesto de la fase 1 de la construcción de los túneles deberá hincharse casi un 20%.

La teniente de alcalde  de Urbanismo, Janet Sanz, ha sido la encargada de presentar los datos en una rueda de prensa. El informe es demoledor. Explica lo conocido: que las obras acumulan un retraso de año y medio por culpa de un montón de imprevistos que la empresa adjudicataria no tuvo en cuenta y que BIMSA, el gestor público, tampoco previo a la hora de entregar las llaves del proyecto. Pero dice mucho más. Como por ejemplo que a los 60 millones previstos habrá que sumarle otros 11,8 (un 19,65% más, unos 72 millones en total), a pesar de que Sanz, en repetidas ocasiones desde que en octubre compartió los pormenores de la demora, siempre ha negado que los acontecimientos sobrevenidos acarrearan un sobrecoste.

¿SUPERÁVIT ENCUBIERTO?

Hecha la ley, hecha la trampa. No hay sobrecoste porque el consistorio toma como origen la cifra de licitación, unos 80 millones de euros. Como la cifra total, a pesar de los 12 millones de más, sigue estando por debajo del concurso público, todo en su sitio. Como si el montante que no alcanza a esos 80 millones fueran una suerte de superávit. O eso es lo que parece defender la teniente de alcalde, que este jueves ya no ha hablado de sobrecoste cero, sino de “presupuesto global por debajo de la licitación”.

Las obras deberían terminar el 9 de mayo, pero la cosa se alarga, como mínimo hasta noviembre del 2018

Así las cosas, si todo hubiera ido como estaba previsto, la fase 1 de los túneles de Glòries debería estar terminada el 9 de mayo de este año, dentro de 47 días. Pero va a ser que no, porque a los 25 meses previstos hay que sumarles otros 18 (y los que estén por llegar). Esto sitúa el corte de la cinta en noviembre del 2018.

A todo esto, el gobierno de Ada Colau ha encargado un informe jurídico para aclarar las responsabilidades del desaguisado. Básicamente, para establecer de dónde debe salir el dinero de más que no se predijo en una adjudicación que, a ojos de los autores de la auditoría, el Instituto de Tecnología de Catalunya (Itec), suponía “un riesgo económico relevante” que hace “muy difícil el normal desarrollo de la obra”. Del mismo modo que ha informado sobre el informe jurídico en marcha, Sanz ha avanzado que el gobierno “no aceptará de ninguna manera más retrasos ni sobrecostes”. “Seremos exigentes en el cumplimiento de estos objetivos”, ha aseverado. Entre las opciones a la vista, la rescisión del contrato, algo que la propia teniente de alcalde no ha descartado, o las sanciones económicas a las compañías que forman la unión temporal de empresas (UTE) encargada de la perforación entre Castillejos y Badajoz.

OTROS VALORES

Los auditores recelan de la elección de proyectos en función de la oferta económica, y en el caso de “obras de gran complejidad”, instan a fijarse más en aspectos como “la capacidad técnica del equipo humano, los recursos materiales disponibles o la capacidad de de colaborar con los otros agentes que intervienen” en el proyecto.

Texto Alternativo

ALBERT BERTRAN

Extracción de tierra, durante la construcción de los túneles de Glòries.

Sanz, que en ningún momento ha escurrido el bulto recordando que el concurso y la adjudicación se gestaron en el ocaso de la era Trias, ha explicado que la división en dos fases del proyecto, tal y como se detalla en el estudio, no fue la correcta. “Se hizo una partición muy igualitaria, de 25 y 24 meses, pero en realidad era necesario prever que muchos elementos sobrevenidos se tienen que resolver en la primera”.

El informe estima que el plazo global de 49 meses es correcto, pero considera que las fases están mal planificadas

El propio informe estima que el calendario global de 49 meses “se puede considerar correcto”. Esos imprevistos van desde los permisos con Adif para trabajar bajo su túnel de Rodalies hasta el incremento de la duración de la ejecución de los muros pantalla o el hallazgo de antiguas estructuras urbanísticas (no documentadas) fruto de las mil reformas de que ha sido objeto la plaza de las Glòries. Sobre el permiso del gestor ferroviario, la auditoría se sorprende de que “ni la planificación del proyecto ni la de la oferta de la UTE no lo contemplaran como un hito importante”.

También reflexiona sobre el horario de trabajo. Se prometió turnos de ocho horas para no parar durante todo el día. Un problema: eso está prohibido por las ordenanzas. Y no solo eso. En la pantalla que linda con la línea de Rodalies que viene de Puigcerdà solo se ha podido trabajar cuatro horas al día. Y como era de noche y molestaba a los vecinos, solo tres días a la semana. Como conclusión: “Atendidas las dificultades surgidas, podríamos afirmar que resulta dudoso que se pudiera ejecutar la obra en su totalidad por los importes de las ofertas, incluso en el supuesto de que la obra se pudiera terminar en el plazo previsto de 25 meses”.

Un parque más caro y sin tranvía

Las 12 hectáreas sobre los túneles de Glòries tiene un nombre: parque de la Canòpia. Y un presupuesto: 42 millones de euros. La cifra la aportó el pasado mes de enero la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y supera un 40% el montante previsto incialmente (unos 30 millones de euros). No es extraño que esto suceda, pues en la obra pública es habitual que el boceto inicial exhiba unos números que después se multiplican cuando se entra en el detalle. El diseño definitivo, el sello que deja Barcelona en Comú en connivencia con los vecinos, añade dos zonas para perros, huertos urbanos "asociativos", zonas infantiles para niños de entre 0 y 3 años y pistas de petanca. Mantiene en cambio la zona para espectáculos (rebautizada como ágora sensorial), la gran explanada y la recuperación de la acequia medieval del Rec Comtal. Se elimina el mirador proyectado en el punto en el que se cruzan la Diagonal, Meridiana y Gran Via. Ahí va ahora un jardín exótico. Algunas zonas, como la de espectáculos o la de biodiversidad, se cerrarán durante la noche. El tranvía no cruzará el parque. Irá por el lateral sur hacia el intercambiador que está previsto levantar frente al Museo del Diseño.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El Barça activa el fichaje del centrocampista brasileño, de 28 años, del Guangzhou Evergrande