El Periódico

INICIO DE LA TEMPORADA ALTA

Las playas de Barcelona ganan espacio al reducir las hamacas

El ayuntamiento inicia un periodo de reflexión sobre los servicios en el litoral de la capital

Los arenales batieron el récord de bañistas el año pasado, con 4,7 millones de visitantes

Las playas de Barcelona ganan espacio al reducir las hamacas

DANNY CAMINAL

Bañistas en la playa de la Barceloneta

Lunes, 29 de mayo del 2017 - 12:19 CEST

Las playas de Barcelona ganarán 1.800 metros cuadrados de espacio de ocio para la ciudadanía con la reducción de cuatro licencias de hamacas y dos de sombrillas que el ayuntamiento ha decidido no renovar, en el marco de su "proceso de reflexión y replanteamiento de los servicios" de los arenales. Así lo ha anunciado el comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, durante la presentación de la temporada alta de baño del 2017, en la que ha destacado asimismo la reivindicación de esa superficie por la dimensión ecológica que representa para la ciudad.

Esta última semana de mayo han culminado las tareas de puesta a punto de las instalaciones del litoral barcelonés, con trabajos como la recolocación de arena, reparaciones estructurales de muros, pilares y losas, y la restitución de los pavimentos de los paseos del frente litoral.

Tareas que se han intensificado como consecuencia de los efectos del temporal que causó grandes desperfectos el pasado invierno, y que se encaminadas a dar cobertura al aluvión de visitantes que se prevén, como atestiguan las cifras de más de 4,7 millones de personas que visitaron las playas de la ciudad el año pasado. Una cifra récord que incrementa en más de 900.000 personas el registro anterior, del 2014.

Esa estadística marca un punto de satisfacción para el ayuntamiento barcelonés, pero también un mensaje que hace evidente la necesidad de redoblar los esfuerzos de gestión del litoral ante la creciente demanda social como espacio de ocio, justo ahora, cuando comienza oficialmente la temporada alta de baño del 2017. Para tal fin, los arenales barceloneses estarán equipados este año con 126 lavabos públicos (31 de ellos adaptados), 97 duchas (cinco más que el año pasado) y 17 chiringuitos.

REFUERZO

Ximeno ha destacado que las playas de la Barceloneta, Nova Icària y la zona de baños del Fòrum disponen de un servicio de apoyo en el baño para personas con movilidad reducida, con grúas elevadoras, chalecos salvavidas y personal técnico especializado, que se activará a partir del 1 de junio. Los arenales cuentan también con servicios adaptados para estas personas, como reservas de aparcamiento e información táctil.

El consistorio mantiene abierta esta temporada la zona para perros en la playa de Llevant, un espacio separado del resto del arenal, que mantiene su aforo limitado a 100 animales, debidamente identificados por motivos de seguridad. El espacio, que abrirá del 1 de junio al 25 de septiembre, verá mejorada la señalización, la limpieza y renovará el mobiliario.

El comisionado ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para corresponsabilizarse en el cuidado del entorno natural y ha avanzado que un equipo itinerante de educadores ambientales complementará el servicio de los siete puntos informativos fijos para "sensibilizar" a los bañistas. El ayuntamiento amplía las papeleras de 50 a 274 y refuerza el trabajo diario de limpieza sobre la arena y en el agua, donde tres embarcaciones velan por las buenas condiciones del mar.

Mejora del área de arrecifes

Entre las labores de mantenimiento del litoral barcelonés se incluyen actuaciones para acelerar la recuperación del parque de arrecifes, formado por cinco áreas de estas rocas y corales, interconectadas entre sí, además de un conjunto de espigones sumergidos. En total, hay 359 estructuras fondeadas a entre 10 y 25 metros entre el puerto de Barcelona y la Mar Bella. El objetivo del ayuntamiento es mejorar la diversidad biológica e impedir la pesca de arrastre en esa zona.

TEMAS

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

'Globoesporte' reveló que el jugador había confesado su fichaje en una partida de póker con Neymar