El Periódico Sociedad

Català de l'Any 2016

La controvertida remodelación de una institución cultural

Un manifiesto universitario arremete contra el "pesebre" del nuevo Etnològic

80 profesores de universidad tachan de reduccionista el 'giro catalán' del museo

Los firmantes acusan a Trias de impulsar una «política cultural insensata»

CRISTINA SAVALL / BARCELONA

Sábado, 13 de diciembre del 2014

Proceso de catalogación de la figurita de la Grossa Cap d'Any, que se expondrá en el Museu Etnològic.

El Grup de Recerca sobre Exclusió i Control Socials (GRECS), con sede en el departamento de Antropología Cultural y de Historia de América y África de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de Barcelona (UB), ha hecho pública una dura declaración de principios firmada por sus 80 miembros sobre la controversia suscitada por el cambio de orientación del Museu Etnològic de Montjuïc que, a partir del 2015, se centrará en la etnología catalana, con figuritas como la de la señora de la lotería la Grossa de Cap d'Any, que aparece en la foto.

El manifiesto, titulado Barcelona i els museus com a pessebres, critica la política de Xavier Trias en torno a la «cosificación» de la cultura y la identidad catalanas que pondrá en práctica el nuevo Etnològic. «El museo será expoliado de sus colecciones exóticas, procedentes mayoritariamente de países que habían formado parte del imperio colonial español, como México, Perú, Marruecos y Guinea, y que deberán buscar su tierra prometida en el flamante Museu de les Cultures del Món», afirma este grupo de investigación «consolidado por la Generalitat», según el antropólogo Alberto López Bargados, miembro de la junta de GRECS, donde también figuran Adela García, Manuel Delgado, Marta Venceslao, Miquel Fernández y Olga Jubany. Como entidad universitaria expresa su preocupación ante la configuración de un Museu de les Cultures del Món dirigido al turismo masivo. «Pretende rescatar solo la dimensión estética de los objetos pertenecientes a otras sociedades», dice el texto.

Para GRECS, es lamentable constatar «la impunidad de la que goza una política cultural insensata». En especial en lo referente al Etnològic, que es «arrastrado», según el manifiesto, por la marea identitaria que rodea a Catalunya. «A la vez conserva la particular declinación que CiU impone sobre la cultura catalana abstrayéndola de toda conflictividad social. Es la cultura entendida como pesebre y no como conflicto, negociación y ocasionalmente entendimiento».

López Bargados precisa que el pariente pobre de esta lamentable historia es el Etnològic. «Estoy en desacuerdo con este reduccionismo, con esta exhibición de la cultura catalana basada en las colecciones del desaparecido Museu d'Arts, Indústries i Tradicions Populars del Poble Espanyol, que tenía un gran patrimonio de la península Ibérica que ahora quedará soterrado». Un portavoz del Institut de Cultura de Barcelona asegura que algunas piezas ibéricas se exhibirán en el Etnològic como referencia de la culturas que conviven en Catalunya.