El Periódico

Promo abono anual cinemes Girona

PRESUNTO ESCÁNDALO EN EL BAIX LLOBREGAT

Irún: «Mi patrimonio es del todo transparente»

La exalto cargo de Castelldefels declara como imputada por presunta corrupción

La acusada afirma que no hay nada ilícito en la fortuna que se le atribuye

CARLES COLS
GAVÀ

Sábado, 23 de febrero del 2013

Maria Dolores Irún, ayer, en Gavà.

La exdirectora gerente de Castelldefels Projeccions, María Dolores Irún, en la práctica la piedra angular del informe de la Guardia Civil que presuntamente cree haber destapado un enorme pillaje en esa ciudad del Baix Llobregat durante los años en los que gobernó el PSC, declaró ayer durante más dos horas ante el juez como imputada. A la salida, reconoció que no le ha ido mal, que aunque con errores de bulto es cierto que tiene un buen patrimonio inmobiliario como afirma el informe de la Guardia Civil, pero negó rotundamente que lo haya obtenido de forma ilícita. «Es totalmente transparente», aseguró. Está edificado, explicó su abogado, a partir de su sueldo como funcionaria y de acertar en sus inversiones en su vida laboral privada.

Con Irún terminó ayer la ronda de declaraciones de los cinco imputados en este presunto caso de corrupción, y que comenzó con el que fuera alcalde de Castelldefels durante 23 años, Agustín Marina, y prosiguió con la expareja de Irún, Antonio Gomà, arquitecto jefe municipal. Todos los acusados se han mostrado convencidos de que el juez archivará el caso, a pesar de que el informe realizado por la Guardia Civil a partir de una batería de anónimos recibidos por el actual alcalde de la ciudad en su domicilio denuncia lo que en apariencia es un enorme caso de corrupción. Tanto es así que los agentes solicitaron en un primer momento al juez un registro sorpresa de las dependencia municipales, de la sede de Castelldefels Projeccions y de los domicilios y empresas de los acusados, pero no lo autorizó. A la hora de la verdad, el paso de los acusados por las dependencias judiciales comenzó incluso de una forma algo accidentada, pues cuando declaró el exalcalde lo hizo sin que del lado de la acusación nadie representara a la fiscalía. Esa carencia se corrigió en los días posteriores.

En esencia, la imputación sostiene que Irún y Gomà, con el beneplácito del alcalde, impulsaban desde el ayuntamiento una planificación urbanística de la ciudad de la que luego se beneficiaban a través de una serie de sociedades privadas. Sobre esa cuestión, sin negar que en ocasiones adquirió bienes inmuebles impulsados desde Castelldefels Projeccións, Irún se sorprendió ayer al salir del juzgado número 8 de Gavà del papel que la Guardia Civil le atribuye en la presunta trama, ya que todos los proyectos fueron validados por el pleno municipal y por la Generalitat. La imputada no trabaja ya en el ayuntamiento, pero mantiene una disputa judicial porque fue despedida a raíz de este caso, en su opinión de forma improcedente.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario