El Periódico

Venta entradas Los Secretos cabecera

CONSTRUCCIÓN EN LA FRONTERA ENTRE GRÀCIA Y SANT GERVASI

El nuevo edificio de Gal·la Placídia homenajeará a la feria Caspolino

La sede del Col·legi d'Economistes tendrá en los bajos elementos de las atracciones

La edificación estará a punto en abril del 2012 y costará apenas tres millones

XABIER BARRENA
BARCELONA

Viernes, 24 de junio del 2011

Imagen virtual de la futura sede del Col·legi d'Economistes.

Las atracciones Caspolino, en la plaza de Gal·la Placídia forma parte, junto con otros lugares como el meublé La Casita Blanca o los chiringuitos de la Barceloneta, de esa Barcelona sentimental que muchos añoran. Símbolo de la infancia para más de una generación. Para el mismísimo president Artur Mas, sin ir más lejos y por poner un ejemplo. Las atracciones, a pie de calle, al lado de la boca de metro de la estación de Gràcia de los Ferrocarrils, cerraron sus puertas en el 2005. En su lugar, el pasado septiembre empezó la construcción de la sede del Col·legi d'Economistes de Catalunya. El proyecto incluye, en su planta a pie de calle, una sala de exposición donde se rendirá homenaje a las atracciones.

Durante las próximas semanas se concretará cómo será ese recuerdo a las Caspolino, aunque se trabaja con dos hipótesis. Una exposición de fotos permanente con los característicos elementos que forman las atracciones, o bien, mediante la colocación en esa planta a pie de calle de una de las rememoradas atracciones.

El edificio, según explica el arquitecto Miguel Roldán, del despacho Roldan&Berengué, se empezó el pasado mes de septiembre y estos nueve meses se han empleado en hacer ese tipo de trabajo «necesario, pero que no luce». Roldán se refiere no solo a la cimentación y construcción de las plantas subterráneas, que se hallan a menos de dos metros de su finalización, y que han requerido de la realización de una sólida protección perimetral (para evitar los posibles movimientos en fincas aledañas), sino también a la desviación del alcantarillado que cruzaba el subsuelo de la parcela.

Ahora la estructura se halla a punto para levantar las cinco plantas que prevén el proyecto. Se usará una estructura metálica, por lo que en otoño cubrirá aguas. «Los vecinos pasarán de acostumbrarse a una valla sin nada detrás a ver el esqueleto del edificio en muy poco tiempo», explica el arquitecto.

TEJIDO URBANO CONSOLIDADO / «Es el único inmueble institucional que se construye en un tejido urbano consolidado, como es el de Gràcia», apunta Roldán. Es por eso, por ejemplo, que se utilizaron pilotes de cimentación en lugar de un muro, por ser esta una técnica menos ruidosa y por tanto menos molesta.

Además, el espíritu de las atracciones Caspolino se adivina también en el proyecto que cubre 3.000 metros cuadrados de techo construido, de los cuales 2.200 se hallan sobre el rasante. Este trata de abrir el edificio al barrio, partiendo siempre de la base que se trata de una finca institucional. Con una fachada de cristal -y eficiente energéticamente-, a través de la cual se podrá ver lo que pasa en el interior y, a la vez, desde dentro se podrá ver el transitar de la gente.

Además de la sala de exposiciones de la planta a nivel de calle, en el subterráneo se construirá un auditorio y en las plantas superiores un aulario para los distintos cursos que el colegio profesional realice.

La inauguración del edificio está prevista para el mes de abril del 2012 y su coste es de unos tres millones de euros. Apenas 1.000 euros por metro cuadrado.

El nuevo diseño de Nike incorpora al nuevo patrocinador, Rakuten