El Periódico

Messi pasa revisiones médicas

La estrella del Barça se somete a pruebas para comprobar "la evolución de los problemas renales" y el miércoles se unirá, de nuevo, al grupo

Messi pasa revisiones médicas

MIGUEL LORENZO

Messi aspira a mantener la buena racha ante el Eibar.

Lunes, 8 de febrero del 2016 - 18:26 CET

Llevaba varios días con dolor. Pero se había mantenido en secreto. No estaba cómodo Leo Messi. Aún así jugó el pasado domingo en el Ciutat de Valencia. Pero no se le vió, en ningún momento, con la punta de velocidad que acostumbra, transformando su juego en algo que parecía burocrático. Ahora se entiende todo. Ese dolor, que venía arrastrando en silencio, le hizo perderse el entrenamiento del lunes porque debía someterse a varias pruebas médicas, como reveló primero el diario Sport y después confirmó el club en un escueto comunicado de apenas tres líneas. Messi ya ha sido sometido a diversas pruebas médicas para constatar la «evolución de los problemas renales», que padeció en Japón el pasado mes de diciembre.

Pudo entonces jugar la final del Mundial de clubs con el River Plate, marcando incluso un gol, pero se había perdido la semifinal con el Guangzhou por ese cólico nefrítico que le tuvo en la cama. Y forzó Messi para no perderse la decisiva cita contra el campeón argentino. Llegó a tiempo, aunque ahora, un mes y medio después, ese dolor le ha vuelto a originar problemas. No de forma tan aguda, eso es evidente.

Las claves

  • "Problemas renales" El jugador ya padeció un cólico nefrítico en diciembre y había vuelto a sentir dolores.
  • Semana tranquila El 7-0 al Valencia en la Copa permite que Messi tenga tiempo para recuperarse y volver el domingo ante el Celta.
  • Los percances La estrella se ha perdido, entre lesiones y enfermedad, 11 de los 40 partidos de esta temporada.

NO IRÁ A MESTALLA

Las primeras señales de alarma sobre Messi se dispararon cuando no participó en el entrenamiento. Pero el club entonces no argumentó la causa de esa baja, aunque poco después se supo que tenía «asuntos personales» que resolver. En ningún caso se explicó que la estrella estaba siendo sometida a diversas pruebas médicas para hallar el origen de ese dolor que le incomodaba en las últimas horas. Luego, al final del lunes, sobre las ocho de la tarde, el Barça aseguraba que Messi padecía esos «problemas renales», aunque, al mismo tiempo, anunció que este miércoles se reincorporaría al grupo.

Ha aprovechado Messi, y Luis Enrique y el Barça, esta semana limpia después del 7-0 al Valencia en la ida de la Copa para someterse a esas revisiones médicas. No jugará, por lo tanto, la vuelta en Mestalla, aunque tampoco tenía intención el técnico de alinearlo teniendo en cuenta el denso calendario que arrastra el equipo (12 partidos en los últimos 40 días) y lo que le viene ahora por delante, con el retorno a la Champions incluida la doble decisiva cita ante el Arsenal.

PRUEBAS LEVES

El jugador, una vez conoció el resultado de las leves pruebas, se sintió mucho más tranquilo. Al igual que Luis Enrique. No está, además, siendo una temporada plácida para Messi en este aspecto. Ya se ha llevado varios sustos. Para empezar, el que sufrió ante Las Palmas cuando creyó que su lesión en la rodilla izquierda era más grave de lo que finalmente fue. Estuvo dos meses sin jugar, perdiéndose en la enfermería nueve partidos. También le sorprendió ese cólico nefrítico, que aún arrastra, que le tuvo en la cama en Japón. Y luego esas molestias musculares que le hicieron por precaución perderse la cita copera en San Mamés.

Cuidando como cuida cada vez más su cuerpo, sintiéndose extroardinariamente cómodo con la dieta que le puso hace tiempo el especialista italiano Giuliano Poser, Messi no quiere precipitarse. Ni correr tampoco riesgos innecesarios. Quizá por eso, por un motivo u otro, la estrella argentina no ha encadenado esta temporada más de cinco partidos consecutivos desde su lesión en la rodilla izquierda ante Las Palmas (26 de septiembre). Ahora, con todo en juego, el pase a la final de Copa, que él verá por televisión desde su casa, la Liga y la Champions desea eliminar ya definitivamente esos «problemas renales».

TEMAS

La guerra civil en el Valencia es la causante del retraso en el anuncio oficial del fichaje de Paco Alcácer

Títulos, mejora económica, nuevos retos, aprender con los mejores... Razones que han llevado a Paco Alcácer a emprender el camino hacia el Camp Nou