El Periódico

Llovoi: app ganadora del concurso de participación ciudadana #GoAppSevilla

Llovoi: app ganadora del concurso de participación ciudadana #GoAppSevilla

APPS4CITIZENS

Martes, 26 de julio del 2016 - 21:56 CEST

El pasado 21 de julio concluyó Go App Sevilla, un concurso de participación ciudadana impulsado por Google España y apps4citizens que promueve el desarrollo de aplicaciones móviles que vinculen iniciativas de economía circular y social con la creación de empleo en dicha ciudad. Accesibilidad cognitiva, economía circular y movilidad sostenible son, pues, los elementos que configuran la app que resultó premiada.

Tras un mes y medio de trabajo, que contempló la identificación de los problemas, el diálogo entre distintos actores sociales vinculados al tema, la conceptualización de los prototipos y su desarrollo, el jurado eligió a la propuesta ganadora: Llovoi, una aplicación desarrollada por el equipo Ciclogreen.

Su ambiciosa apuesta contempla la creación de una app con accesibilidad cognitiva que hace posible que personas con discapacidad intelectual tengan una ocupación remunerada como ecomensajeros, cubriendo el conocido como “transporte de última milla” de forma sostenible, es decir a pie o en bicicleta. Una vez descargada, el usuario podrá registrarse como cliente que solicita una entrega a domicilio; o bien como ecomensajero.

En el primer caso, previamente a realizar una compra en un sitio web, el cliente se pondrá en contacto, por medio de la app, con el ecomensajero más cercano. Éste, en caso de haber acuerdo, le facilitará su dirección, que será la que el usuario indique en el momento de hacer la compra online.

La segunda alternativa que ofrece Llovoi es la de solicitar trabajo como ecomensajero, facilitando datos de contacto para la entrevista. Los ecomensajeros no tendrán que darse de alta como autónomos ya que se incorporarán a una Cooperativa de impulso Empresarial. Más allá de que cualquier persona puede serlo, los ideólogos de la aplicación ponen el foco en el colectivo de personas con discapacidad intelectual.

Para ello, se reunieron con miembros de FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual), quienes les asesoraron en lo que respecta a los requisitos que debe cumplir una aplicación para ser accesible cognitivamente: colores llamativos, elementos diferenciables, evitar el scroll para ver el texto, entre otras funciones básicas. Además, les facilitaron la guía de accesibilidad cognitiva para el desarrollo de tecnología, que complementó el asesoramiento presencial.

La remuneración que debe pagar el cliente para el pedido es de 4 euros, lo cual se traduce en diferentes contraprestaciones. Primera, podrá definir con exactitud la hora en la que el ecomensajero le entregará el pedido, evitando pasar todo el día esperando su paquete. Y segundo, colabora en la integración de las personas con discapacidad intelectual.

Pero el potencial de la aplicación no termina aquí. Propone un modelo de movilidad ecosostenible, para lo cual se vale de la plataforma www.ciclogreen.com, desarrollada por ellos mismos y actualmente en funcionamiento.  “Cada vez que pedaleas al trabajo o a la universidad, caminas al supermercado o sales a entrenar, estás llenando de vida las calles. Te mereces un premio”, señalan desde la Web. Añadamos ahora “cada vez que llevas un pedido”.

Utilizado por 3.600 usuarios y 30 empresas, Ciclogreen aparece en el horizonte de forma articulada a Llovoi. Así lo explicaba uno de sus impulsores, José María Rodríguez Muro: “la idea es que Llovoi se transforme en el sistema de mensajería de las empresas que forman parte de Ciclogreen, de hecho, ya tenemos las conversaciones avanzadas con una de ellas”.

Habrá que seguir con atención el futuro de estas iniciativas, que se pueden conocer en profundidad en la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento útil para mejorar la calidad democrática de la toma de decisiones a través del compromiso social y político colectivo.

En el vestuario están depositadas buena parte de las esperanzas en la visita del Sevilla al Bernabéu dentro de dos semanas