Ir a contenido

atentado terrorista en irán

El Estado Islámico se atribuye el doble ataque en Teherán que causa 13 muertos y varios heridos

Hombres armados han disparado en el Parlamento iraní y al menos uno se ha inmolado en el mausoleo del ayatolá Jomeini

Ana Alba

Policias iraníes ayudan a escapar del parlamento a los civiles. / ATLAS VÍDEO

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha cumplido sus amenazas contra Irán y ha lanzado hoy miércoles dos ataques en el corazón de este país, o sea en la capital, Teherán.

Los atentados, que se han producido en dos lugares muy simbólicos, el Parlamento iraní y el mausoleo del ayatolá Rujola Jomeini, fundador de la República Islámica, han matado a 13 personas y han herido a 43, según los servicios de emergencia.

En el Parlamento han sido asesinadas 11 personas, entre ellas dos guardias, y en el mausoleo, un empleado. Los seis atacantes han muerto por disparos de guardias o se han inmolado. Según medios locales, entre ellos había una mujer.

Los ataques se han iniciado sobre las 10.30 de la mañana, cuando cuatro hombres vestidos de mujeres -según testigos- y armados con fusiles automáticos y explosivos han irrumpido en el Parlamento, en el centro de Teherán.

En el asalto, que ha durado unas cuatro horas en las que se han oído disparos y explosiones, los atacantes han tomado rehenes y la policía ha evacuado a gente por las ventanas.

DISPAROS INDISCRIMINADOS

El asalto al mausoleo de Jomeini, en el sur de Teherán, ha empezado a las 11 de la mañana y ha durado una hora y media.  Dos atacantes han entrado en el mausoleo, que es destino de peregrinos y turistas, y uno de ellos ha detonado explosivos. Un supervisor del recinto, Mohamed Ali Ansari, ha indicado que los atacantes “han empezado a disparar indiscriminadamente, sin un objetivo”.

El Ministerio de Inteligencia ha informado de que las fuerzas de seguridad han detenido en Teherán a una tercera célula yihadista que iba a cometer otro ataque en Teherán. En la ciudad se han reforzado las medidas de seguridad de edificios públicos y el Gobierno ha convocado una reunión de emergencia.

El Estado Islámico (EI) ha reivindicado los atentados a través de la agencia Amaq y ha difundido un vídeo de 24 minutos en el que se ve a un hombre muerto en el suelo del Parlamento mientras uno de los atacantes grita: “¡Gracias a Dios! ¿Creéis que nos vamos a ir? Nos quedaremos aquí, si Dios quiere”.

AMENAZAS DEL ESTADO ISLÁMICO

Estos ataques son los primeros que se producen en la capital iraní en más de una década. Irán había conseguido mantenerse intacto, a pesar de las amenazas del EI, que a finales de mayo difunció un vídeo en farsi anunciando atentados. Las autoridades iraníes habían informado del desmantelamiento de varias células vinculadas a este grupo.

Durante la campaña de las selecciones presidenciales, el pasado mayo, el presidente iraní, Hasan Rohaní, aludió a las amenazas. Rohaní ha asegurado hoy que su país “derrotará al terrorismo con unidad" y ha llamado a "la cooperación regional e internacional" para lograrlo.

Los ataques han tenido lugar dos semanas después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmara en Riad, la capital saudí, la necesidad de “aislar a Irán”.

Este país de mayoría chií es el gran rival de Arabia Saudí -suní wahabí- en Oriente Próximo. El rey saudí Salman ha acusado a Irán de “diseminar el terrorismo global”, pero muchos iranís ven a Riad como uno de los principales apoyos de grupos como el EI. Los Guardianes de la Revolución de Irán -cuerpo militar de élite- han vinculado los atentados con EEUU y a Arabia Saudí.

Las claves de la noticia

  • Lucha en Siria e Irak Irán apoya al régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, junto a Rusia y el movimiento chií libanés Hizbulá, en su lucha contra la oposición armada en la guerra de Siria, donde combate además contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI). Teherán también lucha contra los yihadistas en Irak mediante el apoyo a milicias chiís.
  • El Estado Islámico, acorralado Los ataques en Teherán se han producido cuando el Estado Islámico se ve acorralado en el campo de batalla. En Irak libra una dura batalla con las fuerzas iraquís y milicias chiís apoyadas por EEUU para mantener el control de Mosul. En la localidad siria de Raqa, hasta ahora su feudo, tiene que hacer frente a la ofensiva lanzada ayer por fuerzas sirias árabes y kurdas.
  • Subir la moral de sus hombres Cuando el Estado Islámico pierde terreno en Siria o Irak, opta por la táctica de la distracción con el objetivo de intentar subir la moral de sus combatientes en la guerra. Para contrarrestar los efectos de las derrotas lanza atentados que le permiten reivindicar victorias. Así ha ocurrido cuando ha sufrido derrotas en Irak, Siria o Libia.

0 Comentarios