Ir a contenido

Múnich, más allá de la cerveza

La capital bávara es mucho más que 'Oktoberfest'. La ciudad posee una amplia oferta cultural, como el Centro de Documentación Nacionalsocialista, que cumple su primer año

BÀRBARA PADILLA / MÚNICH

Múnich, más allá del Oktoberfest. / periodico (MARC ANISI / BÀRBARA PADILLA)

Múnich es mucho más que 'Oktoberfest'. La ciudad cuenta con una amplia oferta lúdica y cultural. Ejemplo de ello es el Centro de Documentación Nacionalsocialista, inaugurado hace un año, donde los visitantes pueden conocer, a través de vídeos y fotografías, detalles del paso del Tercer Reich por la capital bávara. Junto a esta novedosa instalación descansan otros museos igual de importantes, como la Pinacoteca Antigua y la Moderna.

Aunque no todo el arte y la cultura se concentra en este punto, conocido como Kunstareal. El Deutsches Museum (Museo de la Ciencia y la Tecnología, uno de los más antiguos del mundo) también es de visita obligada en la capital, especialmente durante la Noche de los Museos, según explica Iñaki Pascal, guía de Cultourmunich. "Un total de 90 museos de la ciudad abren sus puertas hasta las dos de la mañana para mostrar toda su riqueza. Es una de las noches más importantes para la cultura de Múnich", señala.

Otra de las joyas culturales de Múnich es la Casa del Arte, "obra predilecta de Hitler", en palabras del guía David Sierra: "Era un centro de propaganda nacionalsocialista que se hizo para durar mil años. Por su tamaño, estaba pensado para hombres gigantes, y rechazaba todo lo que fuera arte moderno, denominado por Hitler 'arte degenerado'. Hoy, es un centro de arte moderno".

OFERTA LÚDICA

La parte más lúdica de Múnich la encontramos en Marienplatz, el corazón de la ciudad, donde se erige el Ayuntamiento Nuevo, cuyo carrillón suena cada día a las 11 y a las 12 horas. En los alrededores se ubica también Viktualienmarkt, el famoso mercado de objetos y alimentos del centro histórico, y la plaza de la ópera, de fama mundial, dos sitios especialmente recomendados por la Oficina de Turismo de Múnich. También resulta imperdible la catedral, cuyas cúpulas son un símbolo inconfundible de la ciudad.

Lejos del centro, encontramos el Jardín Inglés, el mayor parque urbano del mundo (posee 373 hectáreas), que los lugareños utilizan para desconectar de la rutina diaria; una parada que el turista puede realizar antes de tomar su vuelo de vuelta a España con Vueling, una compañía que ofrece conexiones directas con la ciudad durante todo el año.

Temas: Alemania

0 Comentarios
cargando