Ir a contenido

ATENTADO MÚLTIPLE EN PARÍS

¿Qué pasó en el Estadio de Francia?

Tres kamikazes hicieron estallar sus cinturones explosivos en los alrededores de Saint-Denis

Los franceses abandonan el Stade de France cantando la Marsellesa. / periodico (YOUTUBE)

Unos 80.000 aficionados al fútbol se encontraban ayer en el Estadio de Francia de París --que en junio acogerá la final de la Eurocopa-- viendo el partido amistoso entre las selecciones de Francia Alemania cuando, sobre las 21.20 horas, tres explosiones perpetradas por tres terroristas suicidas en los alrededores del estadio, y que pudieron escucharse con toda claridad, desataron el pánico. Era el primero de los siete atentados simultáneos que sembraron el horror en la capital francesa y que dejan un balance de más de 120 muertos y cientos de heridos, muchos de ellos graves.

En este atentado en los alrededores del estadio Saint-Denis, como es también conocido por los aficionados, murieron cuatro personas, tres de ellas "sin duda" los terroristas que perpetraron el atentado y que se inmolaron, según informó la policía. La cuarta víctima mortal era una persona que se encontraba en un restaurante cercano a una de las explosiones. Al menos 11 personas resultaron heridas de gravedad y otras 39 de "gravedad relativa".

La persona fallecida es un ciudadano portugués que se encontraba cerca del estadio, según ha informado el Gobierno luso. Se trata de un hombre de 63 años que trabajaba en Francia desde hace años y que se dedicaba al transporte de viajeros, razón por la que se encontraba en las inmediaciones del estadio.

Entre los asistentes al partido estaba el presidente francés, François Hollande, que fue evacuado tras escucharse las dos primeras explosiones y tras ser informado de que no eran accidentales y de que otros atentados se estaban produciendo en varios restaurantes y en la  sala Bataclan de la ciudad.

ENTONANDO 'LA MARSELLESA'

Los accesos al estadio quedaron inmediatamente cerrados. Las imágenes que retransmitían las cadenas de televisión eran caóticas. El partido continuó hasta el final (Francia ganó a Alemania 2-0), momento en que los espectadores fueron agrupados en medio del terreno de juego donde esperaron a que la policía diera órdenes de evacuar el edificio por una sola puerta. El desalojo se hizo en relativa calma aunque en un ambiente enrarecido.

Los aficionados, quizás intuyendo la jornada de horror que se avecinaba, abandonaron el estadio entonando 'La Marsellesa', el himno nacional de Francia.

NOCHE EN EL VESTUARIO

Quienes no salieron del estadio Saint-Denis fueron los jugadores de la selección alemana de fútbol, que decidieron pasar la noche en los vestuarios en lugar de volver al hotel donde estaban alojados en París. "Quisimos evitar todo riesgo y decidimos no cruzar París y quedarnos en los vestuarios", ha explicado Oliver Bierhoff. La selección ha regresado a Fráncfort el sábado por la mañana.

Bierhoff ha detallado que los jugadores no tuvieron conciencia de lo que ocurría hasta que llegaron al vestuario. Allí vivieron "con gran ansiedad" y "en estado de shock" los acontecimientos a medida que iban llegando informaciones sobre la cadena de atentados.

 

0 Comentarios