Ir a contenido

Las razones del devastador efecto del terremoto de Nepal

Katmandú es una zona de tierras arenosas que agrava los efectos de un seísmo superficial

EDUARDO LÓPEZ ALONSO / BARCELONA

Una cámara de seguridad graba el terremoto de Nepal. / periodico (YOUTUBE)

El terremoto de Nepal ha tenido efectos devastadores por la suma de factores geológicos específicos e infraestructuras precarias. El 25 de abril de este 2015 se recordará por la muerte de miles de personas tras el seísmo de 7,8 grados en la escala de Richter (en un primer momento se cuantificó en 7,9 grados). Estos son los tres factores por los que el fenómeno natural ha desembocado en una catástrofe.

Placas tectónicas y superficialidad del epicentro.

El megaterremoto de Nepal se produjo como resultado de la fricción entre las fallas de la India, una placa de subducción, con la de Eurasia. La tensión que originó en su día la cordillera más alta de la tierra sigue existiendo. El epicentro del seísmo se situó a unos 80 kilómetros al noroeste de la capital nepalí de Katmandú. La placa de la India converge contra la del continente (hacia China) a una velocidad de 45 milímetros al año, favoreciendo el aumento de altitud de la cordillera del Himalaya.

 

Pese a la situación geológicamente estratégica de Nepal, los registros apenas contabilizan cuatro terremotos de más de seis grados en los últimos 100 años. La razón de la virulencia de este terremoto hay que buscarla en la cercanía del centro del terremoto, que según los últimos cálculos del USGS se situó a solo dos kilómetros de profundidad. Los vídeos de la catástrofe muestran la potencia del temblor.  

Un valle de arenas

Katmandú se encuentra en un valle de unos 150 kilómetros de longitud, rodeado de las montañas más altas de la Tierra. Este valle ha recibido durante miles de millones de años los aluviones procedentes de esas montañas que configuró un lago enorme. Como consecuencia, los terrenos superficiales actuales se componen de arenas. Un terremoto en una zona de arena tiene efectos sobre las construcciones mucho mayores que en terrenos duros. 

Construcciones precarias

Nepal es un país pobre. Las construcciones tienden a ser precarias y en muchas de ellas han utilizado siempre de manera tradicional la madera. Pese a que este material es más flexible y soporta mejor las tensiones tectónicas, la potencia del terremoto ha eliminado esa posible ventaja. El grado de conservación de los edificios es precario. Además, las construcciones en Nepal tienden a elevarse más de dos pisos sobre el nivel de la calle, acrecentando los riesgos en caso de desplome. Algunas construcciones de madera emblemáticas del país tienen una altura de más de 30 metros. En cualquier caso, en Nepal no es habitual la construcción de edificios con medidas antisísmicas (espacio entre paredes de carga y cimientos especialmente diseñados). Eso explica que se hayan producido miles de muertos. 

0 Comentarios