Ir a contenido

LOS POLÍTICOS, SEGÚN ABDALÁ AL OMARI

Un artista sirio retrata a los líderes mundiales como refugiados vulnerables

Trump sale como un asilado con un niño dormido en brazos y el presidente ruso Vladimir Putin, como un mendigo pidiendo "ayuda para gobernar el mundo"

Imágenes de la exposición la serie The Vulnerability Series (Las series de la vulnerabilidad), de Abdalá Al Omari / YOUTUBE

El artista sirio Abdalá Al Omari se ha pasado 19 meses creando una serie de pinturas en su estudio de Bruselas en las que muestra a los líderes mundiales como personas desplazadas o marginadas. Ahora las muestra en una galería de Dubái.

La serie 'The Vulnerability Series' ('Las series de la vulnerabilidad') incluye pinturas del presidente sirio Bashar el Asad como un ejecutivo que ha perdido el trabajo (y el rumbo), del presidente estadounidense Donald Trump como un refugiado con un niño dormido en brazos y del ruso Vladimir Putin como un mendigo que lleva un cartel en la mano con la petición "Help me rule the world. God bless you" ("Ayúdeme a gobernar el mundo. Dios le bendiga"). También son refugiados pedigüeños el exprimer ministro británico David Cameron y el expresidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

El expresidente estadounidense Barack Obama se pierde en una cola con otros 'refugiados' -Putin y el norcoreano Kim Jong Un, entre ellos) con un plato vacío en la mano, y los exdirigentes franceses Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy son dos borrachos que llevan una botella en la mano y tienen las plantas de los pies (descalzos) sucias. La cancillera alemana Angela Merkel es, por su parte, una triste campesina que tiene la mirada perdida mientras unos gallos se pelean a su alrededor. 

"OTROS PUNTOS DE VISTA"

Uno de los visitantes de la galería, Sami Azraq, ha asegurado que los retratos eran una toma única en la crisis de los refugiados. "Creo que es una forma interesante o es una forma más agradable de ver el problema en lugar de nuestras noticias habituales o medios sociales u otros puntos de venta", ha explicado  a la cadena de televisión Al Jazeera.

"Mi objetivo cambió de una expresión de ira a un deseo más vivo de desarmar a estas figuras, de imaginarlas fuera de sus posiciones de poder", ha asegurado Al Omari a Al Jazeera. Omari comenzó a pintar en Damasco poco después de que estallara el comienzo de la guerra civil siria en el 2011. Huyó y se le concedió asilo en Bélgica.

0 Comentarios