Ir a contenido

'DIADA' EN CATALUNYA

10 consejos para conservar tu rosa de Sant Jordi

Claves para elegir la flor ideal, mantenerla fresca más tiempo y, si se quiere, guardarla para siempre

ANA ALEGRE / BARCELONA

rosa-sant-jordi

periodico

Este Sant Jordi se van a regalar toneladas de rosas. En concreto, según el Gremi de Floristes de Catalunya, unos 6 millones de flores. Muchas de ellas se marchitarán en un par de días, algo que se puede evitar siguiendo estos sencillos pasos para conservarlas más frescas durante el máximo tiempo posible. Después, también se puede optar por secarlas, y tenerlas para siempre

1. ELEGIR BIEN EL LUGAR

Según Joan Guillén, presidente del Gremi de Floristes de Catalunya, la mejor opción es acudir a una floristería de confianza o a paraditas regentadas por floristas profesionales porque "ellos saben cómo alargar el proceso de maduración de la rosa. Se tienen que guardar en un refrigerador a 8 o 6 grados para mantenerlas frescas. En cambio, en las paraditas de la calle probablemente habrán estado expuestas al sol y es posible que se marchiten antes".

2. EL CORTE DEL TALLO

Además de elegir el color y la decoración, hay que fijarse en el tallo. "Es importante que el final del esqueje de la rosa tenga un corte transversal, porque así tiene mayor superficie de absorción de agua".

3. LA PRUEBA DEL PELLIZCO

Una forma de saber si la rosa está en buen estado y fresca es pellizcarla en el área donde los pétalos se unen al tallo. Si esa parte está floja y aguada es que la rosa es vieja; tiene que estar firme al tacto. Por supuesto, es imprescindible comprobar que las rosas no han sido 'maltratadas'. Inspecciona y busca aquellas que tengan los pétalos de un color vivo.

4. AL AGUA, PRONTO

Al llegar a casa, hay que meter la flor en agua de inmediato, sin los adornos. El agua no debe estar muy fría. A más tiempo sin agua, antes se marchitará (en los últimos Sant Jordi muchas de ellas vienen con unas cápsulas de plástico con agua que se les añade al final del tallo para que las puedas pasear tranquilamente).

5. RECORTAR EL ESQUEJE

Antes de poner las rosas en un jarrón, se debe volver a recortar el tallo debajo el agua porque evita que el aire entre por la parte inferior de la rosa (lo cual la oxida y deteriora). Es recomendable usar un cuchillo o unas podadoras de mano. Con las tijeras se corre el peligro de estrujar los tallos, con lo cual el agua no se absorberá adecuadamente. El corte, siempre en diagonal.

6. SIN HOJAS BAJO EL AGUA 

La parte del tallo sumergida debe estar libre de hojas, ya que estas se pudren y acumulan bacterias en el florero que contribuyen a su deterioro. Joan Guillén asegura que si se poda un poco cada 2 o 3 días, la rosa nos puede durar fresca hasta 10 días.

7. EL FLORERO

Hay que lavar el jarrón con agua caliente y jabón será suficiente. Después, hay que llenar las tres cuartas partes del florero con agua tibia y acomodar la rosa de manera que el final del tallo no toque completamente con la superficie del florero, para que pueda absorber el agua).

8. EVITAR EL CALOR

Además de cambiar el agua cada dos días, las rosas prefieren los lugares frescos de la casa, evitando ventanas soleadas y la calefacción. Por la noche, incluso, se pueden guardar en la nevera.

9. ABONO

Se puede añadir al agua nutrientes para flores o 1/4 de cucharada de cloro. 

10. LA ASPIRINA

El ácido acetilsalicílico ayuda a controlar el nivel de bacterias.

Cómo secar la flor

Si se quiere tener para siempre las rosas de este Sant Jordi basta esta pequeña guía:

1. Empezar a secar la rosa antes de que se marchite.

2. Cortar la mayor parte del tallo salvo un par de dedos.

3. Si hay más de una flor, conviene atarlas y ponerlas boca abajo en un sitio seco y a la sombra durante unas 2 o 3 semanas.

4. Una vez que las rosas estén secas se pueden preservar rociándolas con laca, potenciará el color y el brillo, además de protegerla.

Temas: Rosas Sant Jordi

0 Comentarios
cargando