Ir a contenido

EL USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

El Consell Escolar rechaza que se veten los móviles en el aula

Advierte de que prohibirlos puede limitar los derechos de los alumnos

Defiende que un uso ordenado enseña a los menores «a ser responsables»

EL PERIÓDICO / BARCELONA

El Consell Escolar de Catalunya, el órgano de consulta y participación que reúne a todos los sectores implicados en la educación no universitaria, desde la Administración hasta profesores, alumnos, padres y titulares de los centros privados, entre otros, aprobó ayer un documento en el que señala que prohibir el uso de los teléfonos móviles en el aula puede constituir una «restricción» del derecho de los alumnos a ser considerados ciudadanos.

El consejo debatió ayer en pleno el documento Las tecnologías móviles en los centros educativos, una cuestión que, como informó el pasado 28 de febrero este diario, divide a la comunidad escolar. Algunos centros vetan en la actualidad los móviles en el aula e incluso en todo el recinto escolar por considerar que son dispositivos que propician la distracción de los alumnos, generan conflictos y carecen de utilidad pedagógica, dado que se emplean ya otras herramientas tecnológicas, como los portátiles y las tabletas, más adecuadas . En cambio, otra parte de la comunidad educativa y de los centros escolares solo regulan su uso, sin prohibirlos, al sostener que son un buen complemento pedagógico y que la autorización de su uso puede ser un elemento motivador de los alumnos.

El pasado mes de diciembre, la Conselleria d'Ensenyament avanzó que prepara una orden para regular, a partir del curso 2015-2016, el uso de los móviles en las escuelas y los institutos públicos, una decisión final que dejará en manos de cada centro, si bien aconsejará que se utilicen como «herramienta educativa».

«Si se quiere que los chicos y las chicas aprendan a ser responsables, el uso de las tecnologías digitales y del móvil les da la oportunidad de serlo: utilizarlas para aprender es una forma óptima de ejercer esta responsabilidad», sostiene el documento aprobado ayer por el Consell Escolar de Catalunya.

El texto defiende además que se puede presuponer que las familias, en general, estarán de acuerdo con que no se prohíban los móviles, ya que si un alumno lleva el aparato a la escuela es porque sus padres lo han adquirido y sufragan su consumo, lo que comporta una «autorización implícita» de su uso, a la vez que otorgan a su hijo confianza y le invitan a la responsabilidad.

«DE FORMA ORDENADA Y SENSATA» 

El Consell Escolar defiende que integrar «de forma ordenada y sensata» las tecnologías digitales en la enseñanza es clave para desarrollar las competencias necesarias para que los estudiantes aprendan de forma autónoma a lo largo de la vida, algo imprescindible en una sociedad basada en el conocimiento.

El documento recuerda asimismo que algunas de las competencias que deben alcanzar los alumnos, según Ensenyament, son las relacionadas con el uso correcto y eficaz de los móviles, como seleccionar tareas; utilizar aplicaciones de imagen fija, sonido y vídeo, y compartir información, entre otras. El Consell Escolar recomienda a los centros educativos que establezcan «pautas claras» para aprovechar el potencial educativo de los móviles y evitar las situaciones de confrontación entre alumnos y profesores.

0 Comentarios