Ir a contenido

UN TRABAJO DE 6 MESES

Cornellà contará con un grupo de discapacitados para hacer la poda de 6.000 árboles

El Ayuntamiento empieza el próximo 16 de octubre a realizar estas tareas de jardinería de la mano del Centro Especial de Trabajo TECSALA

El Periódico

Árbol caído sobre una boca de metro en Berlín.

Árbol caído sobre una boca de metro en Berlín. / AP / JENS BUETTNER / AFP / MAURIZIO GAMBARINI

La poda del arbolado municipal en Cornellà dará lugar el próximo lunes 16 de octubre , cuando está a punto de comenzar la caída de la hoja del otoño, "para mantener más limpia y ordenada la ciudad", explica el consistorio local.

El Centro Especial de Trabajo TECSALSA, responsable del servicio de jardinería del Ayuntamiento de Cornellà, se encarga de buena parte de los trabajos de poda con un equipo profesional que realiza tareas específicas de escoronar con la ayuda de grúas y otros elementos, y con el apoyo de un grupo de personas con el certificado de discapacidad que realiza las funciones de recogida de las ramas, limpieza de la zona y señalización y protección de los peatones y vehículos. 

En total se podarán aproximadamente 5.500 árboles repartidos por todos los barrios con el objetivo de favorecer un crecimiento saludable de los diferentes ejemplares, al tiempo que se eliminarán afectaciones o molestias a personas y edificios.

Calles afectadas

Esta semana anterior a las tareas de jardinería se procede a señalizar las calles por donde se hará la poda, que se prevé empiece por la avda. El Baix Llobregat, la rambla de Anselm Clavé y, a continuación, la carretera de Esplugues. Se trata de las áreas urbanas que junto con la avenida Sant Ildefons y Can Mercader concentran más número de árboles.

Principalmente, en Cornellà se hace una poda de "aclareo", que consiste en vaciar por dentro la copa cortando las ramas que se cruzan y brotes que hacen que el árbol esté muy espeso, de esta manera se deja espacio para que crezcan las nuevas ramas.

Durará 6 meses

El proceso continúa, en algunos casos, con el pinzamiento de copa, que significa cortar las puntas de las ramas para controlar su crecimiento. Y, en otros, hay que levantar la copa mediante la poda de las ramas bajas para permitir el paso de peatones. También se procederá a la eliminación de ramas secas y muertas de la palmera canaria y la Washington.

"Los árboles podados cada vez son más grandes, y hay que dedicar más tiempo a cada árbol, por lo que se ha previsto que la campaña se alargue hasta seis meses, hacia mediados de abril", apunta el Ayuntamiento.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando