Ir a contenido

les corts

Pan casero sin gluten

El Forn Altarriba de Les Corts abre el obrador al público con talleres para hacer pan apto para celiacos

La panadería es la única de Barcelona en elaborar todos sus productos sin la proteína

LUIS BENAVIDES / Barcelona

La panadería Forn de Pa Altarriba, situada en el número 5 de la calle de La Pobla de Lillet, ha colocado el barrio de Les Corts en el mapa de la celiaquía barcelonesa. «Hay otros establecimientos en la ciudad que venden algunos productos sin gluten, pero no nos consta ninguna otra panadería que solo tenga productos aptos para celiacos», explica Laura Herrero, de la Associació  de Celíacs de Catalunya.

Se calcula que en la ciudad una de cada 100 personas tiene celiaquía, si bien solo el 15% de los intolerantes ha sido diagnosticado. «Estos establecimientos son importantes porque hacen más fácil su día a día. En los últimos cinco años han proliferado, y con este aumento de la oferta los precios se han equilibrado», añade Herrero, quien recuerda y agradece la reciente colaboración de Forn de Pa Altarriba en un taller para 100 niños celiacos.

Público creciente

Desde su apertura, hace un año,  este horno, autodefinido como 0% gluten, ha conseguido romper algunos esquemas y prejuicios. Y es que la elaboración artesanal y la calidad de las materias primeras empleadas en el Forn de Pa Altarriba trasciende la intolerancia a la proteína presente en el trigo, el centeno, la cebada y la avena. «Queremos normalizar la dieta de los celiacos porque no son enfermos, y cada vez hay más hogares que han decidido comprar todo sin gluten porque hay una persona en la familia que es intolerante», explica el copropietario del horno, Francesc Altarriba, quien ha modernizado la tradición panadera.

El primer horno de la familia Altarriba en Barcelona (el resto están en Manlleu y Torelló, en la comarca de Osona) acoge talleres donde su clientela aprende a hacer el pan en casa. «Aunque la masa con estos preparados de harina es algo más líquida, hacer pan es sencillo», asegura, Cristina Súller, vecina de Sants-Montjuïc, que ha realizado el taller. En su casa nadie es intolerante al gluten, pero disfrutan las galletas y los bizcochos que salen del obrador. «Tengo dos hijos, de 15 y 5 años, y creo que una dieta antigluten será positiva a la larga. Ellos no notan nada y, de hecho, les encanta lo que compro aquí», explica Súller.

Otro cliente, Joan Delgado, de 33 años, destaca la calidad de los pasteles de Altarriba. «Son espectaculares y sabrosos, y lo mejor es que acabo menos hinchado», cuenta.

«Al enseñar a hacer pan no perdemos clientela. Es importante que vean cómo trabajamos», puntualiza la tallerista y copropietaria del horno, Isabel Trullenque. Los próximos talleres, que cuestan 20 euros, se realizarán los días  7 y 14 de febrero.

0 Comentarios