Ir a contenido

DE LA GUINEUETA, LA PROSPERITAT Y ROQUETES

Chicas de Nou Barris repudian a la 'Merche' de Mariscal

Participan en los 'casals' del distrito y tienen su propia Mertxe, la fiesta alternativa que organizan porque la Mercè "no las representa"

"No hay nada malo en ser 'choni', lo que nos ofende es que nos lo diga ese señor desde el clasismo", señalan Anna, Paula y Sandra

Helena López / Barcelona

Paula, Sandra y Anna, tres jóvenes de Nou Barris, esta semana. / RICARD FADRIQUE

zentauroepp39453635 barcelona 26 de julio de 2017 paula ruedas anna miguel y 170726150843
zentauroepp39453625 barcelona 26 de julio de 2017 paula ruedas anna miguel y 170726150852
zentauroepp39453637 barcelona 26 de julio de 2017 paula ruedas anna miguel y 170726150907

/

Cuando Javier Mariscal dibujó su primer cartel de la Mercè, en 1987, ni Sandra ni Paula ni Anna habían nacido. Las dos últimas tampoco habían nacido durante los Juegos Olímpicos del 92. Sandra era un bebé. “¿Que qué nos dice Barcelona 92? Nada. No nos dice nada”, coinciden las tres, vecinas de la Prosperitat, Roquetes y la Guineueta. Sí les dice, en cambio, y no poco, el cartel de la fiesta mayor de Barcelona de este año, que la alcaldesa Ada Colau ha encargado de nuevo al padre de Cobi.

Durante su presentación, la semana pasada, Mariscal definió a su protagonista como "una chica de barrio muy guapa y muy contenta de ser de Barcelona"El teniente de alcalde Jaume Collboni la bautizó como "la Merche", y dijo que "por su cara, podría vivir perfectamente en Nou Barris”. Días más tarde, el artista que coloreó la marca Barcelona mostraba en su cuenta de Twitter una segunda versión del cartel, más vertical, en la que la Merche aparecía casi de cuerpo entero, con un vestido corto y estrecho. Acompañaba la imagen un “con sol y a tope, se va a la playa andando para no contaminarEs la 'choni' ideal”.

Perpetuación del prejuicio

"Imágenes y mensajes como ese perpetúan el prejuicio hacia las vecinas de las periferias. Si quieren retratar a las chicas de barrio, que vengan a Roquetes. Y que vengan andando, para no contaminar", señala con evidente sorna Paula, estudiante de bachillerato vinculada al 'casal' de su barrio desde hace años. Una de las características de Roquetes es que sus calles son empinadas.

"Esconde un mensaje machista, clasista y capitalista, con el móvil en la mano; lo tiene todo. Y con de la 'choni' ideal ya lo rematan”, añade Anna, estudiante de Enfermería de 20 años, y presidenta del Casal de Joves de la Guineueta, quien no tiene ningún problema en autodenominarse 'choni'. "No hay nada malo en ser 'choni', lo que me ofende es que me lo diga ese señor desde el privilegio, desde el clasismo”, subraya la joven. "Un señor que he entrado en su web y he visto que vende pósters a 90 euros. ¡Pósters a 90 euros!", exclama Sandra para ejemplificar que viven en universos distintos. Muy alejados.

"Aquí hay 50.000 estilos, como en todas partes"

"En Nou Barris, como en todas partes, hay 50.000 estilos. Nosotras no representamos a 'la chica de barrio', porque no existe un único modelo de 'chica de barrio', pero no entendemos cómo desde la administración se siguen lanzando mensajes que criminalizan a las jóvenes y a la gente de la periferiaNou Barris es un distrito con un tejido asociativo brutal. Tenemos cuatro 'casals' de jóvenes [Anna, Paula y Sandra pertenecen a tres de ellos, cada una al de de su barrio], todos autogestionados por los chavales del barrio, algo que no pasa en ningún otro distrito", reivindica Sandra, intérprete de signos, estudiante de derecho y coordinadora de proyectos del Casal de Joves de la Prosperitat, donde trabaja (contratada) tras hacerlo durante tres años como voluntaria.

Estas jóvenes consideran contradictorio que un ayuntamiento que crea una concejalía de Feminismos y organiza campañas específicas como #MercèAntimasclista -en el marco de la #BCNAntimasclista-, después anuncie su fiesta mayor con un cartel "lleno de estereotipos machistas". La concejala de Feminismos, Laura Pérez, ha declinado pronunciarse sobre la polémica.

Fiesta propia

"Me molestó por muchas cosas, pero me dio especial rabia lo de la Merche, porque nosotras tenemos orgullo de Mertxe. Desde hace seis años, desde la Federació de Casals de Joves organizamos una fiesta mayor alternativa que llamamos 'la Mertxe'", cuenta Sandra. Cada año la hacen un barrio distinto, en función del 'casal' que hace de anfitrión. En esta edición es el Casal Xiroc y será en el Fort Pienc, el día 23, todo el día. Crearon 'la Mertxe' porque entendían la Mercè como una fiesta pensada para consumir. "No nos sentíamos identificados con 'su' fiesta y empezamos a organizar la nuestra", resume la coordinadora del 'casal' de la Prosperitat, quien destaca que el ayuntamiento sabe perfectamente que la hacen -tienen todos los permisos-, y que se llama la Mertxe.

Tampoco les gusta el cliché de 'ni-ni' al que, a sus ojos, la imagen del cartel de la Mercè de este año da alas (gafas de sol en la cabeza y móvil en la mano). "Los 'casals' son buena muestra de que en la vida se pueden hacer muchas cosas además de estudiar y trabajar. Militar, por ejemplo", reivindica Paula. Sandra destaca que el tejido asociativo que se genera en los 'casals' es el tejido del barrio. "No solo trabajamos con los jóvenes. Trabajamos por y con el barrio. Y no solo los que participan de forma regular en las actividades del 'casal'. Muchos jóvenes participan sin darse cuenta. Solo pasándose por aquí ya están formando parte de la comunidad", señala.

"La precariedad con la que los chavales se encuentran después de estudiar tampoco ayuda, por no hablar de la desmotivación que muchas veces encuentran en los propios institutos. Aquí hemos tenido a chicos que se han sacado la ESO en la escuela de adultos al año siguiente de dejar el colegio -relata Sandra-; estos chicos perfectamente se la podían haber sacado el año anterior, pero no se les supo motivar".  

"La envidia de sus conocidas"

La apuesta de Mariscal por una Merche que fuera una "chica de barrio" -"que va a la moda y lleva un tatuaje en el brazo con el perfil de la estatua de Colón que es la envidia de sus conocidas", como se define, palabras textuales, en el dosier de prensa elaborado por el ayuntamiento- tiene un por qué.

Uno de los objetivos del consistorio para esta fiesta mayor es descentralizarla, y uno de los nuevos escenarios será la plaza mayor de Nou Barris"Es cierto que hace tiempo nos citaron para una reunión para hablar sobre la Mercè en el distrito, pero finalmente no sé en qué quedó... Nosotros tampoco mostramos mucho interés, la verdad, estábamos centradas en nuestra fiesta", alega Anna.

0 Comentarios
cargando