Ir a contenido

PLAN ESPECIAL

Vía libre al plan para proteger el comercio emblemático de Barcelona

El ayuntamiento reajusta hasta 211 los establecimientos elegidos en tres categorías de interés patrimonial

La actividad no se podrá preservar pero se incentivará con ayudas en el IBI, las reformas y los traspasos

Patricia Castán

Tienda centenaria de El Ingenio.

Tienda centenaria de El Ingenio. / JULIO CARBÓ

El puzle para proteger el comercio emblemático de Barcelona encarrila su recta final, con la propuesta municipal de salvaguardar la arquitectura o valor patrimonial de 211 establecimientos (17 menos que en el documento inicial que legó el gobierno de Trias) y la imposibilidad jurídica –aseguran- de proteger la actividad. No obstante, el equipo de Ada Colau espera fomentar la preservación de ese valor llamado inmaterial (la actividad, a veces singular) mediante ayudas en el IBI, en las obras y mejoras en los locales, y en la asesoría en traspasos para favorecer su continuidad. El paquete de medidas está valorado en aproximadamente un millón de euros al año.

La concejala de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, afirma que la reducción de casos se basa en las alegaciones y que varios de los propios afectados, como Can Solé, la Cereria Abella, la charcutería La Pineda, La Mallorquina y Vinos y Licores García (algunos por ser a la vez propietarios) preferían quedar fuera del plan de protección que se viene cocinando hace dos años y que se tradujo en una suspensión temporal de licencias en este ámbito. Horas antes, presentaron el plan a los comerciantes afectados. El secretario de la Asociación de Establecimientos Emblemáticos, Josep Maria Roig, sigue abogando por una protección completa de la actividad. "No queremos subvenciones sino protección", defiende. Pero Sanz reitera que jurídicamente no es viable garantizar la venta de un determinado producto de por vida, tenga o no salida comercial. Sí lo es preservar su arquitectura o elementos históricos.

En el nuevo documento, casi calcado al que CiU dejó sobre la mesa y que está previsto que se apruebe en el próximo pleno, se mantiene un listado con las categorías de conservación integral E1, con 30 casos de gran interés y que conservan la mayoría de sus elementos patrimoniales, cuya recuperación –si es necesaria- se potenciará.  O bien “de interés”, E2, que conservan elementos pero han perdido su coherencia inicial y cuyas actuaciones de mejoras han de velar por la recuperación de sus valores, con un total de 127 locales. Y, por último, hay 52 con puntos de interés paisajístico, nivel E3, con elementos patrimoniales que han quedado desvinculados del establecimiento original, pero que hay que evitar perder. Cada una de las categorías (ver listado en la edición digital) tendrá distinto grado de ayudas. Otros dos casos están en estudio de disposiciones adicionales.

Superada la escabechina que supuso para el sector la actualización de alquileres el año pasado, siguiendo el dictado de la LAU, a corto plazo no se conocen más casos de establecimientos amenazados en la lista. hay incertidumbre sobre Casa Leopoldo, cerrada a la espera de un nuevo gestor, y de El Ingenio, cuya titular se jubilará y aún no ha encontrado un relevo capacitado para mantener la oferta del negocio. Pero la asociación de afectados cree que su situación es vulnerable, sometida a los caprichos del mercado y la presión comercial de las zonas céntricas, y que su única oportunidad es volver a reinvidicar una legislación vía parlamentaria para todos los casos de Catalunya, cuenta Roig.

UN MILLÓN AL AÑO

De momento, el concejal de Comercio, Agustí Colom, señala que el consistorio pondrá en marcha todos los mecanismos con los que cuenta para favorecer también la actividad, consciente de que “a veces los problemas son de costes, o de adecuación del local a los nuevos tiempos con el encarecimiento de preservar sus elementos”. En este sentido, habrá bonificaciones del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), de hasta el 50% para la primera categoría y del 35% para el resto. También subvenciones al IBI de hasta el 95%; otras subvenciones específicas para la protección y mejora del Paisaje Urbano… Pero cabe destacar el énfasis municipal en los servicios de asesoría y acompañamiento empresarial tanto en lo referente a cónsultas sobre la ley de arrendamientos (ya vigente) como a la hora de transmitir, ceder, financiar o buscar trabajadores, aspectos que según Colom pueden ser definitivos a la hora de dar continuidad a una actividad histórica, en lugar de relevarla por otra más en tendencia.Las medidas equivalen a un millón de euros anuales.

La voz de la oposición

CiU fue el primer grupo en reaccionar y lo hizo con cierta ironía. El concejal Jordi Martí se atribuyó el mérito del plan, que ha sufrido pocos retoques dijo. Y se alegró de que por fin Colau sacara provecho de su trabajo previo (que ya contó con aprobación inicial) en lugar de “paralizarlo” todo, como ha hecho con tantos proyectos de ciudad heredados, apuntó. Por tanto, lo apoyan.

En cambio, Javier Mulleras, del PP, lamentó que no se hubieran tenido en cuenta más voces y muchas alegaciones presentadas tras la aprobación incial. Considera que el plan deja desprotegido al sector, pero aún no sabe qué votará su grupo.

El ayuntamiento quiere dialogar los detalles con todas las partes. Aunque los afectados y los propios grupos políticos se acaban de enterar de esta propuesta final. No obstante, Sanz confía en tener los apoyos suficientes para aprobarla el día 26. 

Para no solo paliar, sino también promocionar a estos negocios tan arraigados en la historia local, se implementarán acciones a través del portal www.rutadelsemblematics.cat donde se incluirán visitas virtuales a los locales y sus rutinas. También se quieren utilizar otros recursos como visitas guiadas desde el programa El comerç i les escoles.

El punto más ambicioso que se planteó en el anterior mandado, que el ayuntamiento adquiera comercios que van a cerrar para evitar su muerte, al estilo de lo que se hace en París, está en estudio. Bajo el mandato de Trias hubo un par de adquisiciones, como el Bar Marsella, pero ayer Colom anunció que encargará un estudio sobre las opciones de ayuda para tiendas emblemáticas, de proximidad y culturales desde el ICUB. Se analizarán ayudas directas para la compra o subsidios de alquiler, pero tras conocer a fondo el transfondo legal, dijo.

Temas: Comercio

0 Comentarios