Ir a contenido

LA SITUACIÓN AZULGRANA

El Barça vuelve a la Liga al esprint

Los azulgranas afrontan 7 partidos en los próximos 23 días, un exigente calendario que abre el sábado ante el Atlético

Jordi Tió / Barcelona

Messi, en un momento de la concentración de la selección argentina en Ezeiza.

Messi, en un momento de la concentración de la selección argentina en Ezeiza. / AFP / ALEJANDRO PAGNI

Al esprint y sin pausa vuelve el Barça a la Liga donde le espera con ganas el Atlético de Madrid en el reluciente y despampanante estadio Wanda Metropolitano en el primero de los siete partidos, contando también la Champions y la Copa, que aguardan a los azulgranas en los próximos 23 días. Y es que en menos de un mes el equipo de Valverde se pondrá a prueba en cuatro duelos de Liga (Atlético, Málaga, Athletic y Sevilla), dos de Champions (Olympiacos) y uno de Copa (Murcia), antes del nuevo parón liguero por los partidos de selecciones (amistosos y repescas para el Mundial).

Y el primer enfrentamiento, el más complicado hasta ahora en la Liga, llega este sábado ante el equipo de Simeone, que curiosamente nunca ha logrado doblegar a los azulgranas en la Liga desde que el técnico argentino dirige a los colchoneros desde el 2012. En 11 ocasiones se han enfrentado catalanes y madrileños, en ocho hansalido vencedores los primeros y solo en tres ha logrado sacar un punto el equipo rojiblanco, un pésimo balance maquillado, eso sí, por el hecho de que el 1-1 del Camp Nou del 2014 acabó dando la Liga a los colchoneros en el último partido del campeonato.

Solidez defensiva

Y aunque mucho mejor le ha ido al equipo del Cholo en la Champions, eliminando al Barça en los cuartos en las temporadas 2013-14 y 2015-16, lo cierto es que los rojiblancos aspiran a cortar esa mala racha liguera ante el Barça para, además, impedir que los de Valverde se estrenen con brillo en su primer partido en el Wanda Metropolitano, que registrará un espectacular lleno y un ambiente posiblemente más hostil que en otras ocasiones por la situación entre España y Catalunya.

Los azulgranas llegan al difícil duelo en un inmejorable estado de ánimo, mucho mejor que de juego, reforzado por el liderato en la Liga, donde se mantienen imbatidos (siete victorias en sendos partidos), una excelente solidez defensiva (solo dos goles encajados) y la vital y omnipresente presencia de Messi, liberado y encumbrado todavía más tras meter a Argentina en el Mundial. El mejor jugador de la historia regresó el miércoles por la noche, pero no se entrenará hasta este viernes, igual que Mascherano, Suárez y Paulinho, los últimos en volver después de las citas mundialistas

Entrenamiento por la tarde

Valverde podrá finalmente entrenar con todo el grupo, a partir de las 6 de la tarde en la ciudad deportiva, y con un Messi exultante  que el sábado se enfrentará a uno de sus rivales preferidos ya que el Atlético de Madrid es el segundo equipo al que ha logrado marcar más goles tras el Sevilla. Un total de 27 tantos en 34 enfrentamientos, en todas las competiciones, ha logrado marcar Messi al rival colchonero, consciente de que tiene que recurrir al juego sucio para frenar al argentino. «Es imposible pararle sin faltas, cuado juegas contra él hay que recurrir a otras armas», admitía Filipe Luis, el lateral zurdo rojiblanco que ha tenido que marcar a Leo en decenas de ocasiones.

Ambos volverán a citarse este sábado, el Barça con el reto de sumar la octava victoria consecutiva en la Liga y consolidar el liderato y la distancia respecto al Atlético, cuarto a seis puntos de los azulgranas, y el Madrid, quinto a siete. La otra buena noticia para Valverde es el regreso de Iniesta, que entrenó con normalidad tras superar la dolencia que le impidió ir con la selección. El capitán, renovado de por vida, también quiere estar el debut en el Wanda.

0 Comentarios
cargando