Ir a contenido

Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Hooked y Doted, apps que fomentan la lectura entre los 'millennials'

El 40 % de los españoles no ha leído un libro en todo 2016

Los nativos digitales tienden a leer más que los mayores de 30 años

ESTRELLA BLASCO LÓPEZ / BARCELONA

lectura infantil

Los millennials tienden a leer más que los mayores de 30 años. / periodico

El próximo 2 de abril es el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, una celebración promovida desde 1967 por la Organización Internacional para el Libro Juvenil, con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles, y la lectura entre los más jóvenes. La fecha fue escogida para conmemorar el nacimiento (1805) del escritor de cuentos danés Han Christian Andersen.

España encabeza los rankings de menor índice de lectura en Europa: según el CIS, casi el 40 % de los españoles no ha leído un libro en todo 2016. El reciente informe La lectura en España 2017, de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), lo corrobora al señalar que 4 de cada 10 españoles no abre nunca un libro, e informar que han desaparecido un 20 % de las librerías y un 25 % de los puntos de venta de prensa. Sin embargo, el informe abre un halo de esperanza y rompe con la creencia predominante de que cada vez se lee menos. Según indican sus autores, los datos apuntan justo todo lo contrario. En los últimos 15 años se registra un incremento de 11,2 puntos en la proporción de «lectores frecuentes», categoría difusa que engloba a todos aquellos que leen algo, al menos una vez por semana.

Otro de los tópicos más extendidos es que son precisamente los jóvenes los que no leen, o cada vez leen menos. Las nuevas generaciones pasan más rato delante de sus móviles que de los libros; de la misma manera que la televisión ha perdido la batalla a favor de YouTube y los diversos servicios de 'streaming'. La competencia de internet, las redes sociales, las consolas y los móviles ha supuesto una dura rivalidad para el libro.

A SU MANERA, PERO LOS JÓVENES SÍ LEEN 

Un informe de 2014 del Pew Research Center asegura que los millennials tienden a leer más que los mayores de 30 años, algo que contrasta con estudios anteriores, y son también más propensos a usar las bibliotecas. Como señala también el Global Web Index, los millennials sí leen: aunque sea desde sus dispositivos, leen las noticias, por ejemplo. Quizá sí, se leen menos libros, pero en la sociedad digital nos pasamos una buena parte del día leyendo… aunque en otros formatos más breves y efímeros.

Por ello, para tratar de fomentar el gusto por la lectura entre los más jóvenes, encontramos iniciativas que están experimentando con nuevas formas de narrativas transmedia adaptadas a los nuevos formatos digitales y que tratan de ir a buscar a los jóvenes en su hábitat cotidiano: el móvil. Dos buenos ejemplos son las aplicaciones Hooked Doted, ya disponibles en la appteca de apps4citizens en la  categoría de Educación y emprendeduría.

HOOKED, UN SERIAL EN FORMATO CHAT

Hooked, disponible en ocho idiomas, conseguía más de un millón de descargas el pasado mes de febrero en Estados Unidos. Se trata de una aplicación con historias breves que, al igual que un serial, está enganchando a la lectura a miles de jóvenes. Las historias de Hooked se presentan con la apariencia de un diálogo entre sus protagonistas y al hacer clic podemos ir siguiéndola como si de una conversación en un chat se tratara.

A través del menú podemos acceder a historias de diversos géneros: amor, drama, terror, fantasía, misterio, comedia, ciencia ficción, etc. Y, además, aquellos que se animen, pueden crear sus propias historias, solos o de manera colaborativa, y publicarlas en la plataforma.

Hooked utiliza el modelo 'freemium': gratuito durante un buen número de mensajes, pero que, una vez se llega a un punto en la lectura, la aplicación se detiene e invita al usuario a esperar (45 minutos) para poder seguir o bien suscribirse con diferentes tarifas semanales, mensuales o anuales.

DOTED, INCREMENTA EL INTERÉS POR LA LECTURA

Doted, por su parte, fomenta la lectura entre los jóvenes acercándola a sus móviles para que la ratio de textos leídos, así como su interés por ellos, sea cada vez mayor. 

La aplicación ayuda al lector/a a pautar la lectura a partir de la definición de metas en un calendario. Una vez cargado el contenido y definido en cuánto tiempo deseamos leerlo, la app se encarga, a través de algoritmos que analizan el comportamiento y la geolocalización, de sugerir los mejores momentos para que el usuario consiga su objetivo lector. También cuenta con un termómetro de velocidad que indica si el ritmo de lectura está sobre lo previsto o si se está retrasando respecto a los objetivos marcados.

La aplicación puede ayudar a un lector/a a leer una novela antes de una fecha determinada o facilitar a un/a estudiante la memorización de un temario antes de un examen. También ofrece un filtro de comprensión lectora al final de cada fragmento que funciona como evaluador que permite al usuario confirmar si ha asimilado bien el contenido.

Sea cual sea el soporte o formato, lo importante es estimular el interés y el hábito por la lectura generando nuevas y motivadoras experiencias.

Si quieres conocer otras iniciativas de tecnología cívica entra en la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento tecnológico al servicio de la ciudadanía, que funciona a través del compromiso social colectivo. Si quieres conocer más sobre el proyecto, entra en la web de apps4citizens y sigue nuestras cuentas de Twitter Facebook.

0 Comentarios