Ir a contenido

LA MUESTRA DE CINE PERUANO OFRECE TRES DÍAS DE PROYECCIONES Y COLOQUIos

Una mirada a otra realidad

EL PERIÓDICO
BARCELONA

En 1996, el presidente peruano Alberto Fujimori, anunció un programa de planificación familiar que en realidad enmascaraba una campaña de esterilizaciones forzadas de 300.000 mujeres, indígenas en su mayoría. Algunas murieron. Muchas quedaron con secuelas físicas y psicológicas, secuelas de las que habla La cicatriz de Paulina, un documental de Manuel Legarda que hoy estrena la muestra de cine peruano Una mirada al sur.

Este festival, que celebra su tercera edición, pretende dar a conocer una cinematografía inédita y rica en contenido, dirigida sobre todo a los colectivos interesados por la realidad intercultural. Durante los próximos tres días, la muestra brinda tres sesiones en tres espacios diferentes con proyección de fotos, un corto, un largometraje y coloquio.

Durante la sesión de hoy, en el Espai Bonnemaison, el fotógrafo Daniel Silva mostrará sus obras. Luego se podrá ver el cortometraje Teófila, de Luis Fernando Rubio, y el documental La cicatriz de Paulina. La jornada finalizará con una mesa redonda sobre Esterilizaciones forzosas en el Perú (1996-2000) en la que participará Giulia Tamayo, abogada peruana que tuvo que refugiarse en España por las amenazas del Gobierno de Fujimori.

El olvido rinde homenaje, en clave documental, a la ciudad de Lima y sus gentes. Su directora, Heddy Hongmann, conversará con el público en la sesión de mañana, miércoles, en la Casa América. La muestra acaba el jueves en el Macba con el pase de Paloma de papel -que narra en clave de ficción el terror real desde el punto de vista de un niño- y la presencia de su director, Fabricio Aguilar, y la actriz Tatiana Astengo.

0 Comentarios