Reflexión sin contexto

Carlos Sobera patina con una queja pública para defender a Telecinco y no se da cuenta de que no tiene razón

El presentador ha hecho una crítica a los Premios Iris de la Academia de televisión en la que no ha estado acertado por la falta de contexto de su mensaje

Carlos Sobera patina con una queja pública para defender a Telecinco y no se da cuenta de que no tiene razón
2
Se lee en minutos
Redacción Yotele

Carlos Sobera es uno de los presentadores más reconocidos de nuestro país. A lo largo de su trayectoria, el vasco ha pasado por todas y cada una de las cadenas de televisión, cosechando más éxitos que fracasos y revelándose como un auténtico comunicador todoterreno que maneja con acierto concursos, realitys, dating shows y hasta programas de entrevistas y reencuentros.

Una de las características que mejor definen a Sobera es su gran corporativismo hacia la empresa en la que trabaja en ese momento. Sin necesidad de utilizar frases rimbombantes ni eslóganes, allá donde va predica con lo mejor de su cadena. Esto no le quita espacio para la autocrítica, pues también se le ha visto reconocer fracasos o épocas de crisis, como hizo recientemente con la que atraviesa actualmente Telecinco en los Premios Aquí TV en la Comunidad Valenciana.

Pero Carlos Sobera no es infalible, aunque a veces pueda parecerlo. Esta misma semana, el presentador ha hecho una crítica a los Premios Iris de la Academia de televisión en la que no ha estado acertado, fundamentalmente por la falta de contexto de su mensaje. En su cuenta personal de Twitter, expresaba su estupor y tristeza porque ningún profesional de Mediaset hubiera acudido a la ceremonia de entrega.

"Qué pena ver unos Premios Iris donde no hay profesionales de Mediaset. ¡Ni uno! Una anomalía que nos acabará pasando factura", escribía el presentador de 'First Dates'. Quitando que no es cierto que no fuera ni un solo profesional de su grupo, puesto que sí que acudieron integrantes de 'La isla de las tentaciones' (que estaba nominado), para analizar este hecho hay que tener en cuenta que fue el propio grupo de comunicación el que abandonó la Academia de manera voluntaria a finales de 2013.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset que dejará su cargo a finales de diciembre, fue el impulsor de una salida abrupta que justificó por el desequilibrio entre las nominaciones que recibían frente a TVE, fundamentalmente. "No nos representa", declaró entonces a los periodistas para explicar su marcha.

Noticias relacionadas

Esto supuso que, desde ese momento, Mediaset no ha vuelto a presentar candidaturas con sus espacios ni sus caras conocidas a ninguna categoría de los galardones televisivos. Sí lo han hecho por su cuenta algunas productoras, de ahí que todos los años haya alguna propuesta aislada. De esta manera, ningún presentador con contrato vigente con Mediaset se ha atrevido a retar a su máximo responsable y acudir a unos premios que desprecia.

Ahora, con la marcha de Vasile todo podría cambiar y retomarse las relaciones con la institución que preside María Casado, que paralelamente debería renovarse de arriba a abajo con el fin de acabar con ese equilibrio que denunció el italiano con bastante razón. No se entiende que apenas haya nominados y premiados de Mediaset ni que, en la última edición de los Premios Iris, Atresmedia no se llevaran ni una sola estatuilla.