A su llegada al plató de 'Supervivientes'

Lara Sajen se derrumba al enterarse del asesinato homófobo de Samuel: "El camino es más largo de lo que pensaba"

Jordi González se encargó de contar a la exconcursante el crimen que ha conmocionado a buena parte del país

Lara Sajen en el plató de ’Supervivientes’

Lara Sajen en el plató de ’Supervivientes’

1
Se lee en minutos
Víctor Santos

Lara Sajen aterrizó ayer en el plató de 'Supervivientes: Conexión Honduras' para hacer balance de su paso por el reality. La ya exconcursante vio por primera vez las imágenes en las que Olga Moreno aseguraba que es mejor tenerla "de amiga que de enemiga": "Estoy un poquito bastante decepcionada, porque yo de ella no he dicho nada malo", reconoció.

También se volvió a ver las caras con archienemigos como Agustín Bravo o Sylvia Pantoja, con la que tuvo sus mayores peleas en la isla. "Soy una persona que tengo mi carácter y si me tocan, salto. Pero yo nunca quería pelear", se defendió Pantoja. Fue entonces cuando Jordi González puso sobre la mesa las acusaciones de transfobia que Lara había hecho sobre Sylvia. Ella tomó la palabra y se puso seria para zanjar el asunto: "Yo no soy transfóbica".

Noticias relacionadas

A raíz de esto, el presentador quiso contar a Lara "una de las peores cosas que han pasado en este país en tu ausencia", el asesinato del joven Samuel en A Coruña, que González definió como "un crimen bárbaro contra un chaval homosexual, por ser homosexual". "Lo han matado. Un grupo de gente salvaje", siguió explicándole Jordi ante la mirada de incomprensión de Sajen. "Hay mucho hijo de puta", añadía él, provocando que Lara se emocionara.

"Hace una semana, yo recordé en Cayo Paloma que era la semana del Orgullo. Hice como un altar y quise demostrar a toda mi gente que me acordaba", comentó ella con lágrimas en los ojos, y recordó: "Cuando mis compañeros me preguntaban qué significa, yo decía que había mucho todavía por luchar, mucho por avanzar". "Hemos avanzado muchísimo, pero que tú me digas que ha pasado esta desgracia, sinceramente, me doy cuenta de que el camino es mucho más largo del que pensaba", expresó con lágrimas en los ojos.