Ir a contenido

PODRÍA ESTRENARSE EN 2021

Eurovisión planea dar el salto a Estados Unidos con 'The American Song Contest'

La idea de la versión norteamericana del concurso musical está liderada por Christer Björkman y no sería un evento puntual con varias galas en una semana

Redacción Yotele

El cantante norteaméricano Justin Timberlake actuando en Eurovisión 2016.

El cantante norteaméricano Justin Timberlake actuando en Eurovisión 2016.

El Festival de Eurovisión está más cerca de tener su propio spin-off fuera de las fronteras europeas. El certamen musical organizado por la Unión Europea de Radiodifusión prepara su salto a Estados Unidos con un formato que aún no está definido ni desarrollado, que podría llegar a estrenar entre 2021 y 2022, según ha desvelado esta mañana Christer Björkman, Anders Lenhoff, máximo responsable del Melodifestivalen (la tradicional Pre-selección sueca) y Ola Melzig, productor ejecutivo de esta edición del concurso europea, en una rueda de prensa celebrada esta mañana.

Este anuncio llega después de que el organismo que reúne a las televisiones europeas llegase a un acuerdo en exclusiva con la productora sueca Brain Academy para licenciar el formato dentro del país norteamericano, aunque no se descarta que pueda realizarse con más países en un futuro. De momento, esta adaptación no tiene una cadena de emisión, no descartándose la entrada de un operador de streaming como Netflix.

"Fuera de los deportes, el Festival de Eurovisión es el mayor programa de televisión del mundo. Une a un continente y todos pueden votar. No podemos esperar para presentar esta maravillosa competencia en el mercado de televisión más grande del mundo. Las audiencias de televisión aumentan cada año, por lo que este es el momento perfecto para llevar este emocionante espectáculo al público estadounidense", asegura Peter Settman, CEO y director creativo de Brain Academy.

Según informa FórmulaTV, Lenhoff no ve fácil la celebración de tres galas en una misma semana, como se realiza en Europa desde 2008, inclinándose por una formato de temporada anual con varias eliminatorias, espacio que podría recordar al actual modelo del Melodifestivalen, la mítica preselección de Suecia,