Ir a contenido

Mercedes Milá se "desnuda" con Jordi Évole: "Todos me llaman menos Mediaset"

Yotele

Mercedes Milá se "desnuda" con Jordi Évole: "Todos me llaman menos Mediaset"

Mercedes Milá se sentó a conversar junto a Jordi Évole en la entrega del último 'Salvados' (laSexta), donde la periodista se abrió en canal y acabó confesando al presentador del espacio la depresión que ha sufrido y que le llevó a dejar 'Gran Hermano', así como propuestas profesionales que le han llegado y que finalmente han sido rechazadas.

Évole repasó junto a Milá algunas de sus entrevistas más sonadas en programas como 'El martes que viene', o 'Queremos saber más', de las que el presentador quiso extraer sus trucos para preguntar. Además, Jordi Évole quiso preguntar a la presentadora su opinión sobre el tratamiento de los casos de Gabriel Cruz o Diana Quer en televisión, por lo que Milá salió en defensa de sus compañeros de profesión, y zanjó: "Mi límite está en no mentir, en no manipular, en no utilizar el morbo, sino el espectáculo en su más pura esencia".

Durante la entrevista, Mercedes Milá confesó en varias ocasiones sus ganas por volver a la televisión, así como que no tiene intención de jubilarse. "Hace un año me ofrecieron trabajar en TVE pero dijeron que era incontrolable y peligrosa", confesó, para luego lamentarse sobre el trato de Telecinco: "Me llaman todos menos los míos. Mediaset eran los míos. Pero entre todos los demás tengo donde elegir".

Durante la entrevista, Mercedes Milá regaló un libro a Jordi Évole, aunque le trajo dos más, uno sobre un autor que llegó a suicidarse: "Yo no he tenido la tentación de suicidarme, pero entendí lo que era el sufrimiento mental, la depresión que jamás pensé que tendría, lo que podía terminar en algo incontrolable, cuando no eres dueña de ti".

La presentadora relató que, al final de la primera edición de 'Gran Hermano', sufrió a una pequeña depresión por una ruptura amorosa, aunque su verdadera enfermedad vino sus últimas ediciones al frente del reality show de Telecinco: "Estaba viviendo un infierno, solo quería llorar y estar tumbada en la cama, me levantaba solo para ir a hacer 'GH'. Pensé que nunca más podría hacer periodismo, el sufrimiento era brutal", y añadió que debido a esa depresión "los médicos me dijeron que no podía seguir haciendo 'Gran Hermano".

Por otra parte, la periodista volvió a demostrar que no tiene pelos en la lengua al ser preguntada por la monarquía. "Si la monarquía quiere salvarse, tiene que salir de donde está y sentarse con la gente de la calle", afirmó, asegurando que el Rey Felipe VI debe someterse a una entrevista con "un grupo de periodistas, que los hay muy buenos, sin ninguna clase de cortapisa".

De cara a esa posible entrevista, la periodista le lanza un consejo: "Que vaya sin esas corbatas tan cursis, porque no se puede ser más cursi. Que se deje el pelo un poco más largo por detrás y que hable con toda naturalidad".

0 Comentarios
cargando