Ir a contenido

Investigación

Viladecans promete máxima transparencia en la investigación del 'caso Inipro'

El Ayuntamiento creará una comisión de seguimiento con representantes de los grupos municipales

Carles Ruiz da cuenta en el Pleno Municipal sobre la dimisión del concejal Joaquín Guerrero

EL PERIÓDICO / VILADECANS

El Ayuntamiento de Viladecans creará una comisión de seguimiento de los hechos sucedidos el pasado 4 de mayo en las dependencias municipales por orden de un juzgado de Tarragona, en el que participarán portavoces de todos los grupos políticos municipales.

De esta manera se ha decidido en el Pleno Extraordinario, que acuerda que la comisión de seguimiento será un instrumento de transparencia para que todos los grupos políticos del municipio tengan acceso de primera mano a toda la información que pueda llegar al Consistorio.

El alcalde, Carles Ruiz, ha dado “máxima prioridad” al Plan de Transparencia municipal que se está elaborando y ha recordado que “las políticas de transparencia son uno de los cuatro ejes centrales del Plan de Acción Municipal de nuestro mandato y que, por tanto, seremos absolutamente firmes en la defensa y aplicación de estos principios”.

El Pleno Extraordinario, celebrado el pasado jueves, 12 de mayo se había convocado con la finalidad de dar cuentas al Ayuntamiento de la renuncia de las funciones de concejal de Joaquín Guerrero y dar explicaciones de lo que pasó el 4 de mayo en el Ayuntamiento en el marco de la investigación del ‘caso Inipro’.

De esta manera, Ruiz ha informado a los concejales de los sucesos en los que miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona entraron en las dependencias municipales por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona.

El alcalde ha explicado que la delegación judicial solicitó cuatro expedientes administrativos y documentación relativa a una contratación laboral temporal y que había requerido la presencia del concejal Joaquín Guerrero, a quien detuvieron.

Ruiz ha expresado su “estupefacción y tristeza delante de los hechos ocurridos”, así como “la completa predisposición de colaboración con las autoridades por parte de todos los miembros del Ayuntamiento con el objetivo de contribuir a resolver los hechos con la mayor brevedad posible”.

Como consecuencia de los hechos, el teniente de alcalde Joaquín Guerrero presentó su renuncia al cargo de concejal “con inmediatez y por voluntad propia para salvaguardar la imagen pública del Ayuntamiento y no perjudicar la reputación de nuestra ciudad, sin prejuicio de su presunción de inocencia”, explica el alcalde.

Más noticias de Viladecans en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando