Turismo

Las costumbres españolas que más irritan a los turistas: de la siesta a la poca puntualidad

Viajar supone en muchas ocasiones un choque cultural: los horarios, la personalidad o la siesta son algunas de las que más sorprenden

Aviso de la Seguridad Social a los que viajen por Europa en vacaciones

¿Qué es lo que más estresa a la gente cuando viaja?

Las costumbres que más molestan a los turistas que visitan España

VÍDEO: PI STUDIOS

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Al viajar, descubrimos una realidad bastante distinta a la nuestra. En la comida, las costumbres, en la manera de comunicarse e incluso con los horarios. Cada país se diferencia por sus tradiciones y muchos turistas sufren un choque cultural al conocer otras ciudades.

En el caso de España, uno de los países que albergan más turistas, entre otras cosas, por el clima, hay varios aspectos que sorprenden a los visitantes. Lo que más sufren las personas de otros países son los horarios de las comidas, mucho más tardío al de los demás. Algo a lo que también debemos amoldarnos a nosotros al viajar fuera y encontrarnos con las cocinas cerradas antes de las diez de la noche.

Los europeos, acostumbrados a comer desde las doce del mediodía, chocan al conocer que, sobre todo en verano, almorzamos a las 15 horas. También los horarios de las discotecas son muy distintos. Abren más tarde y cierran con la luz del sol.

Nuestra forma de ser, más cercana que en la mayoría de los países europeos, es otro de los factores que más sorprenden a los turistas. Aunque el contacto físico, incluso con desconocidos, sí es normal en Latinoamérica, el resto de visitantes sí sufren un choque cultural. Saludar siempre con dos besos, por ejemplo, no es normal en otros países. También la personalidad es algo más expresiva, solemos hablar más alto que en otros lugares.

La siesta, la costumbre de 'tapear', la poca puntualidad, algunas festividades y la presencia de pan y aceite de oliva en todas las comidas son otras de las tradiciones que siguen sorprendiendo a los turistas.

TEMAS