Biodiversidad

Los esturiones se precipitan hacia la extinción

Dos terceras partes de las especies están en estado crítico, y dos se han extinguido en este siglo

Los esturiones se precipitan hacia la extinción

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Ramón Díaz

Los esturiones y los peces espátula son el grupo de especies animales más amenazadas del planeta: las 26 especies de existentes en el mundo están amenazadas de extinción. La nueva Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha confirmado la desaparición de dos en los últimos años: el pez espátula chino y del esturión del Yangtze. Además, el esturión bastardo ha desaparecido del Danubio y otras siete especies en todo el mundo están ahora más amenazadas.

La nueva evaluación, realizada por el Grupo de Especialistas en Esturiones de la UICN, revela que casi dos terceras partes de las especies de esturiones y peces espátula están “En peligro crítico”. El informe destaca asimismo la pérdida continua de la biodiversidad de agua dulce y la degradación en todo el mundo de los ríos, que son esenciales para las personas y para la naturaleza, destaca WWF.

A pesar de las políticas teoricamente ambiciosas para proteger las especies de esturiones en Europa, incluido el Plan de Acción Paneuropeo para los esturiones, aceptado por el Convenio de Berna y la Directiva de Hábitats de la UE, el estado de estos animales sigue empeorando en todo el continente, tal y como denuncia la ONG.

De hecho, siete de las ocho especies europeas ya estaban catalogadas como “En peligro crítico”. Y el esturión esterlina, el esturión de menor tamaño, que solo vive en agua dulce, ha pasado a una categoría de amenaza mayor y ya está clasificado oficialmente como “En peligro” por la UICN.

Más: el esturión ruso ha sido declarado extinto en el río Danubio, el último refugio de la especie en la Unión Europea (UE). Esto supone la extinción en territorio comunitario de una especie protegida bajo la Directiva de Hábitats de la UE.

Motivos para la esperanza

Desde que las Directivas de Aves y Hábitats entrarán en vigor en 1979 y 1992, respectivamente, solo una especie de ave y una subespecie de cabra montés se habían extinguido en la UE.

WWF, pese a las malas noticias, subraya que aún hay motivos también para la esperanza. Si bien la subpoblación de esturión del Danubio en el mar de Aral desapareció hace mucho tiempo y las poblaciones en el mar de Azov y el mar Caspio se han desplomado, ha habido algunos avistamientos recientes de esturión ruso joven en el río Rioni (Georgia).

Pez espátula chino. / whyevolutionistrue.com

Por lo tanto, la reciente expansión de un área protegida para el esturión en Rioni y el Mar Negro adyacente tiene ahora una importancia aún mayor. Además, después de 30 años de repoblación, WWF destaca que se han documentado en Italia esturiones jóvenes del Adriático, una especie que anteriormente se creía extinguida en la naturaleza.

Por otro lado, en Uzbekistán se han encontrado esturiones nariz de pala Amu-Darya increíblemente raros, lo que sugiere que estas poblaciones todavía se están reproduciendo y podrían revivir, después de que se diera por hecha su extinción.

También hay noticias positivas al otro lado del Atlántico, donde los esfuerzos de conservación a largo plazo han estabilizado e, incluso, han aumentado ligeramente las poblaciones de esturión, incluido el esturión pálido en el río Fraser, en los Estados Unidos.

El esturión se enfrenta a una gran variedad de amenazas en todo el mundo, incluida la caza furtiva para el comercio ilegal de caviar y carne, las presas que bloquean sus rutas de migración, la extracción insostenible de arena y grava que destruye sus zonas de desove y la pérdida de su hábitat, denuncia WWF España.

Restaurar los hábitats

Las medidas de repoblación por sí solas no serán sostenibles si las de conservación del hábitat, en paralelo, no abordan también las causas del declive con un enfoque holístico, teniendo en cuenta el conocimiento disponible a nivel genético, biológico y ecológico, resalta la ONG.

UICN, WSCS y WWF están trabajando con varios aliados para salvar estas especies a través de la investigación científica, la concienciación y la participación directa en proyectos de conservación para cerrar la brecha entre la ciencia y la gestión.

Esturión europeo. / pixabay

Según Striebel-Greiter, coordinadora de la iniciativa del esturión de WWF, “no hay excusas para la falta de acción actual y nadie más a quien culpar: si los gobiernos de toda Europa y las instituciones de la UE no actúan ahora para restaurar la conectividad fluvial y proteger y restaurar los hábitats del esturión en ríos clave, la extinción de nuevas especies de esturiones será su responsabilidad”.

Las ONGs hacen un llamamiento a los Estados del área de distribución del esturión y a los países consumidores para que “dejen de hacer la vista gorda ante la extinción del esturión” y desarrollen las soluciones que saben que pueden ayudar a salvar estas especies icónicas”, concluye Striebel-Greiter.

“Tenemos una opción: crear un futuro con poblaciones prósperas de esturión y ríos y comunidades saludables, o seguir con las políticas fallidas de hoy y terminar con ríos agonizantes y sin esturión”, añade.

Noticias relacionadas

Los esturiones son auténticos "dinosaurios vivientes", pues evolucionaron hace más de 200 millones de años, cuando los continentes empezaron a formarse. Esto sugiere que estos peces convivieron con los dinosaurios. Y aunque se han adaptado desde entonces a los cambios, son prácticamente iguales a sus antepasados prehistóricos.

Lista Roja de la UICN: https://www.iucnredlist.org/es/