Una ola de calor causa un ‘evento de derretimiento masivo’ en Groenlandia

Una ola de calor causa un ‘evento de derretimiento masivo’ en Groenlandia
3
Se lee en minutos

La masa de hielo de Groenlandia acaba de experimentar un «evento de derretimiento masivo» durante una ola de calor que ha provocado temperaturas más de 10 grados por encima de las habituales en esta estación, según han informado investigadores daneses citados por la agencia AFP.

Desde el miércoles, la capa de hielo que cubre este territorio se ha derretido en alrededor de ocho mil millones de toneladas por día, el doble de su tasa promedio normal durante el verano, informó el sitio web Polar Portal, que está dirigido por investigadores daneses.

El Instituto Meteorológico Danés informó que se han registrado temperaturas de más de 20 grados Celsius, más del doble de la temperatura media normal del verano, en el norte de Groenlandia.

Y el aeropuerto Nerlerit Inaat en el noreste del territorio registró 23,4 grados el jueves, la temperatura más alta medida allí desde que existen registros.

Con la ola de calor que afectó a la mayor parte de Groenlandia ese día, Polar Portal informó que este «evento de derretimiento masivo» provocó un deshielo suficiente «como para cubrir Florida con cinco centímetros de agua».

El mayor derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia se vivió en el verano de 2019. Pero el área afectada por el derretimiento actual es más grande que durante el episodio de hace dos años, agregó el sitio web.

La capa de hielo de Groenlandia es la segunda masa más grande de hielo de agua dulce del planeta con casi 1,8 millones de kilómetros cuadrados, solo superada por la Antártida.

El derretimiento de las capas de hielo comenzó en 1990 y se ha acelerado desde 2000. La pérdida de masa en los últimos años es aproximadamente cuatro veces mayor que antes de 2000, dicen los investigadores de Polar Portal.

Un estudio europeo publicado en enero alertó de que los niveles de los océanos aumentarían entre 10 y 18 centímetros para 2100 (un 60 por ciento más rápido de lo que se había estimado anteriormente) si se mantiene la velocidad a la que ahora se está derritiendo la capa de hielo de Groenlandia.

La capa de hielo de Groenlandia, si se derritiera por completo, elevaría el nivel del océano entre seis y siete metros.

Pero un inicio relativamente fresco del verano de Groenlandia, con nevadas y lluvias, ha permitido que el retroceso de la capa de hielo en lo que va de 2021 se mantenga aún dentro de la norma histórica, según Polar Portal. El período de fusión se extiende desde junio hasta principios de septiembre.

El gran episodio de derretimiento de 2019

El evento de 2019 fue la primera señal de alarma. Entonces, Groenlandia perdió una cantidad récord de hielo, debido a un verano excepcionalmente cálido. El deshielo producido fue tan grande que serviría para cubrir de agua California hasta 1,25 metros de altura, según un estudio.

Después de dos años en los que el derretimiento del hielo en verano había sido mínimo, el verano de 2019 batió todos los récords con 586 mil millones de toneladas  de hielo derretido, según las mediciones satelitales. Eso representa más de 532 billones de litros de agua.

Tal cifra supera con mucho la pérdida promedio anual de 259 mil millones de toneladas que se registra desde 2003 y supera asimismo el antiguo récord de 511 mil millones de toneladas ocurrido en 2012, según un estudio en Communications Earth & Environment. Este estudio demostró que, en contraste con lo que ahora sucede, en el siglo XX hubo muchos años en que Groenlandia ganó superficie helada, en vez de perderla.

«No solo se está derritiendo la capa de hielo de Groenlandia, sino que se está derritiendo a un ritmo cada vez más rápido«, dijo el autor principal del estudio, Ingo Sasgen, geocientífico del Instituto Alfred Wegener en Alemania.

El derretimiento de Groenlandia en 2019 hizo subir en 1,5 milímetros el aumento global del nivel del mar. Aunque pueda parecer una pequeña cantidad, «en nuestro mundo es una proporción enorme, es algo asombroso», dijo el coautor del estudio Alex Gardner.

Si, aparte de lo que ocurre en Groenlandia, se añade el volumen de agua que se derrite en otras regiones heladas y glaciares, junto con un océano que se expande a medida que se calienta, todo eso se traduce en un aumento lento del nivel del mar, con inundaciones costeras y otros problemas, dijo el científico.

Noticias relacionadas

Informe de referencia: dx.doi.org/10.1038/s43247-020-0010-1

Te puede interesar: ¿Hacia un Polo Norte sin hielo?