Arabia Saudí, el país del petróleo, se pasa a las energías renovables

Arabia Saudí, el país del petróleo, se pasa a las energías renovables
Se lee en minutos

El gobierno saudí ha puesto ya en marcha su ambicioso Plan Nacional de Energías Renovables, con el que se anticipa al declive del petróleo como fuente principal de energía. Inmensos campos fotovoltaicos y una fábrica de hidrógeno son sus proyectos más destacados, y ya están en marcha. Varias empresas españolas del sector han presentado sus ofertas en los concursos abiertos para adjudicar los contratos.

En Arabia Saudía ya no hay solo desiertos de arena. También hay desiertos formados por placas solares cuya visión se extiende hasta el horizonte y ocupa todo lo que alcanza a ver la vista.

El reino de Saud, emblema por excelencia de la industria petrolífera, que durante décadas ha marcado el ritmo energético mundial por ser una de las mayores potencias en hidrocarburos, ha decidido ahora pasarse a las energías renovables.

El gobierno lanzó hace unos años un ambicioso plan estratégico (el Programa Nacional de Energías Renovables) con el objetivo de hacer frente al ya indiscutible declive del petróleo, un declive que, si bien aún no es claramente perceptible, sin duda lo será en muy pocos años.

Arabia Saudí está apostando fuerte en dos grandes frentes: la energía fotovoltaica y el hidrógeno, gas del que quiere convertirse en el mayor exportador del mundo.

La cadena Bloomberg ha informado recientemente de que el reino está contruyendo una planta presupuestada en 5.000 millones de dólares para crear combustible de hidrógeno destinado a la exportación.

El hidrógeno está considerado como la alternativa más ecológica para sustituir a los hidrocarburos en multitud de usos, incluyendo el transporte aéreo, marítimo y terrestre. Su único residuo es vapor de agua.

La factoría Helios, que así se llamará esta fábrica, tendrá capacidad para generar 650 toneladas de hidrógeno al día, un volumen que permitirá al reino saudí adelantarse en un mercado que, como todos, se caracterizará por una gran competencia cuando se vaya consolidando. El país no quiere que le cojan desprevenido ante la nueva carrera que se vislumbra en el horizonte más inmediato para sustituir al petróleo y al gas.

La fábrica se ubicará en Neom, la ciudad a medio camino entre la fantasía y la ciencia ficción que está contruyendo Arabia Saudí en medio del desierto y que quiere convertirse en la más moderna y avanzada del planeta.

La ciudad ha de funcionar con energía renovable y en ella se están invirtiendo miles de millones de euros. Neom será el paraíso de la tecnología: baste decir que alguna de sus actividades serán la creación de nubes artificiales para regular el clima y un uso generalizado de la inteligencia artificial.

El método que usará será el de electrólisis con agua de mar, un sistema en el que los expertos aún ven muchos inconvenientes, si bien no dejan de hacerse descubrimientos que allanan el camino de esta técnica. Consiste en tomar agua del mar para separar sus moléculas de H2O en hidrógeno por un lado y oxígeno por otro.

Toda la fábrica usará, para su funcionamiento, energías renovables, basadas sobre todo el sol y el viento, materia prima inagotable en los inmensos desiertos saudíes.

Ahora bien, para que la producción de hidrógeno realmente pueda competir con el petróleo falta un largo camino. Baste decir que, según Bloomberg, las 650 toneladas diarias que se esperan obtener equivalen a 15.000 barriles de petróleo al día. Pero ese que actualmente el país exporta nada menos que siete millones de barriles diarios.

Energía solar: 200 gigavatios para el año 2030

Sea como sea, el país de los jeques ya se ha embarcado una apuesta que no quiere perder. El otro gran frente de acción es la energía fotovoltaica.

El gobierno saudí ha iniciado ya la construcción del mayor complejo de energía solar del mundo. El proyecto tendrá varias fases, la primera de las cuales ya se ha iniciado. El proceso incluye la construcción de dos plantas, que tendrán una potencia de 7,2 gigavatios

Este macro proyecto solar de Arabia Saudí prevé alcanzar en el año 2030 una potencia instalada de nada menos que 200 gigavatios, lo que equivale a casi dos tercios de la capacidad mundial en este tipo de energía limpia y renovable.

El banco japonés Softbank financiará este proyecto, que podría suponer la inversión de 45.000 millones de dólares en los próximos cinco años.

España aspira a subirse al carro de la revolución energética saudí.

Hace pocos días, la Oficina de Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable de Arabia Saudí (REPDO) publicaba una lista de los licitadores precalificados para la licitación de energía solar de 1,2 GW que lanzó a finales de enero.

En la lista figuran 49 licitadores, incluidos algunos de los más destacados de la industria solar mundial. Participarán las españolas Solarpack, Acciona, Abener (filial de Abengoa) y TSK, así como la francesa EDF y Total Solar.

También hay corporaciones alemanas, chinas, canadienses, surcoreanas y japonesas, así como saudíes, estadounidenses e indonesias.

Arabia utilizará la tercera ronda del Programa Nacional de Energía Renovable del reino para seleccionar promotores que construyan cuatro proyectos de energía solar, que tendrán unas capacidades de generación de 80 MW, 120 MW, 300 MW y 700 MW, respectivamente.

El gobierno saudí ha declarado que los proyectos seleccionados deben tener al menos un 17% de contenido local.

En marzo, la Oficina de Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable afirmó que la segunda ronda del programa – diseñado para asignar 1.5 GW de capacidad solar a gran escala – atrajo a 250 licitadores.

En la primera ronda del programa de adquisiciones, REPDO asignó 300 MW de capacidad solar a una sola instalación: el proyecto solar de Sakaka, que ya está en funcionamiento.

“Seremos una nueva Alemania en lo que se refiere a energías renovables”, ha afirmado el ministro de Energía, el príncipe Abdulaziz Bin Salman

Artículo de referencia:

Te puede interesar

https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-03-07/saudi-arabia-s-plan-to-rule-700-billion-hydrogen-market

Te puede  interesar: Así será la ciudad ultrafuturista Neom que está construyendo Arabia Saudí