Seguridad vial

Hasta 200 euros de multa por algo que solemos hacer al conducir en invierno

Un recurso para combatir las bajas temperaturas puede salir muy caro por una posible infracción de tráfico

Hasta 200 euros de multa por algo que solemos hacer al conducir en invierno

Dan Gold (Unsplash)

1
Se lee en minutos
El Periódico

Con la próxima llegada del invierno y el consecuente descenso de las temperaturas, algunos conductores prefieren no desprenderse del abrigo al encontrar el interior del vehículo con un ambiente gélido, sin tiempo aún para que la calefacción haya hecho su efecto. Un recurso para preservarse de los rigores invernales que puede salir muy caro por una posible infracción de tráfico. 

El motivo es que la capa acochada del abrigo puede afectar puede dificultar la maniobrabilidad al volante y rebajar la eficacia del cinturón de seguridad en caso de un impacto.

De esta manera, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda recurrir exclusivamente a la calefacción del vehículo y prescindir de elementos acolchados como los abrigos para un rendimiento óptimo al volante.

Noticias relacionadas

El grado en el que perjudica al conductor, a su seguridad y a su correcto desempeño al volante queda a criterio del agente de la autoridad si se produce un accidente, puesto que de otra manera, la normativa no contempla una sanción por el hecho de llevar abrigo mientras se conduce. 

Si el policía considera que ha implicado un riesgo añadido o que ha podido dificultar una correcta conducción, el coste de la multa puede ser de hasta 200 euros.