Tiempo

Fin de semana invernal con nevadas y noches heladoras por debajo de 0 grados

Los termómetros se situarán por debajo de los 0 grados en amplias zonas del país

Fin de semana invernal con nevadas y noches heladoras por debajo de 0 grados

JESÚS DIGES/EFE

3
Se lee en minutos
EFE

El fin de semana, más invernal que otoñal, dejará lluvia, rachas fuertes de viento, nevadas en cotas altas y la primera incursión de aire frío polar de esta temporada con temperaturas gélidas, sobre todo el sábado, cuando los termómetros se sitúen por debajo de los 0 grados en amplias zonas del país.

A lo largo de este viernes y sábado, el paso de una vaguada dejará un tiempo inestable y vientos del noroeste fríos, propiciando un "descenso generalizado de las temperaturas" con registros ya más propios para la época o incluso algo más frescos, especialmente en zonas del interior donde habrá heladas nocturnas.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hoy las máximas sufrirán un "descenso generalizado", notable en el Ebro, sistema Central y Pirineos, y en cuanto a las mínimas, será sobre todo en el este de Andalucía, sureste de la meseta Sur, Murcia y sur de la Comunidad Valenciana; en los sistemas montañosos del centro y norte peninsular se prevén heladas.

Respecto a la cota de nieve, en la cordillera cantábrica se situará en torno a los 1.300/1.500 metros bajando a 1.100/1.200 metros; en los sistemas Central e Ibérico, 1.700/1.900 metros descendiendo a 1.200/1.300 metros; en el Pirineo, 1.600/2.000 metros bajando a 1.300/1.500 metros, y en las montañas del este de Andalucía, comenzará en 2.000 metros para bajar hasta unos 1.500 metros.

El sábado las lluvias quedarán acotadas al norte de la península, y sobre todo lloverá en Galicia, Cantábrico y Pirineos, sin descartar algunos chubascos en el nordeste de Cataluña y, de forma débil, en puntos de Castilla y León; en el resto de la península, intervalos de nubes, pero sin lluvias.

Desde Aemet señalan que los vientos -fríos del noroeste- soplarán con intensidad en el norte peninsular y en las islas Baleares, favoreciendo, durante el viernes y sábado un "ambiente desapacible"

El sábado, por ejemplo, ciudades como Cuenca, Ávila, Burgos, Soria o Teruel amanecerán con temperaturas próximas o inferiores a los 0 grados y no alcanzarán los 10 grados en las horas centrales del día, y, en general, en el interior de la península los valores diurnos en las horas centrales del día oscilarán entre 10 y 15 grados.

El domingo, con la llegada de otro frente Atlántico y el giro de los vientos al suroeste, se prevé un acusado ascenso de las temperaturas, desapareciendo prácticamente las heladas, salvo de zonas muy altas de montaña, y con lluvias en la mitad norte, Castilla y León y Extremadura, y de forma más débil en el este, aunque sin llegar a la costa mediterránea.

La próxima semana se espera que los tres o cuatro primeros días se mantenga un flujo intenso del oeste con nubosidad abundante en Baleares y la Península, así como lluvias en su mitad noroccidental, aunque el lunes, serán generalizadas y persistentes, más abundantes en el norte, y de nieve en cordilleras del centro y norte del país.

Las temperaturas sufrirán un vaivén con valores que apenas cambiarán el lunes, bajarán el martes, subirán el miércoles, y a partir del jueves tenderían a estabilizarse.

Noticias relacionadas

La situación "podría cambiar a partir del jueves" dando paso a un tiempo más estable, aunque desde Aemet inciden en la incertidumbre al respecto, por lo que se mantiene la probabilidad de lluvias en Galicia y el Cantábrico, sin descartar por completo en el resto de la mitad noroccidental.

A lo largo de estos días, el fenómeno más destacado será el viento intenso y fuerte en Galicia, el Cantábrico y el Mediterráneo, y con rachas muy fuertes en áreas montañosas del norte y este; A partir del jueves se espera que sean ya más flojos.