Inclemencia meteorológica

Alerta por tiempo violento y granizo para esta tarde en la Catalunya Central

Las comarcas afectadas son Bages, Moianès, Berguedà, Osona, además de varias del Pirineo con tormenta que descarga con intensidad torrencial

Alerta por tiempo violento y granizo para esta tarde en la Catalunya Central

SMT

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Servei Meterològic de Catalunya (SMT) ha lanzado un aviso por tiempo violento y Protecció Civil ha activado el plan INUNCAT por lluvias intensas esta tarde, centrado en varias comarcas de la Catalunya Central y algunas más del Pirineo de Lleida y del norte de la provincia de Girona.

Las comarcas afectadas son Bages, Moianès, Berguedà, Osona y Pallars Jussà -en riesgo muy alto- y Pallars Sobirà y Ripollès -en riesgo alto-.

Con este aviso se informa que en las próximas dos horas es factible que caiga piedra superior a dos centímetros, rachas de viento superior a los 90 km/h y la posibilidad de que aparezca algún pequeño tornado.

El SMT ha notificado que en solo 30 minutos se habían acumulado 60,6 mm en la localidad de Orís, en la comarca de Osona.

Además, se ha comunicado un aviso de peligro moderado por intensidad de lluvia que además de las comarcas anteriormente citadas también afecta a Anoia, Noguera Solsonès. Pla d'Urgell, Segarra y Urgell.

El SMT ha indicado que "se observan chubascos con tormenta intensos en puntos de la Catalunya Central y en la comarca de Osona que descargan con intensidad torrencial. Durante las dos próximas horas podrán afectar a las comarcas del Moianès, el Bages y el Berguedà. Además, van acompañados de fuertes rachas de viento".

Noticias relacionadas

Estas tormentas suceden justo al comienzo de la fase más intensa de la 'Operación retorno' de las vacaciones de julio. Esta inclemencia meteorológica puede complicar el regreso de muchos de los conductores al área metropolitana de Barcelona desde el norte de Catalunya.

Justo por ese motivo, el Servei Català de Trànsit ha pedido prudencia a los conductores en la C-16 por la visibilidad reducida y la acumulación de agua en el asfalto a causa de las tormentas. Esta situación está generando colas en Cercs y la Nou de Berguedà de 3 y 4 kilómetros, respectivamente.