Previsión meteorológica

¿Qué tiempo hará para la verbena de Sant Joan?

La amenaza de lluvia puede condicionar las celebraciones al aire libre

¿Qué tiempo hará para la verbena de Sant Joan?

DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos

Es la noche más corta, pero también la más masivamente vivida del año. Y este 2022, además, hace de antesala de un fin de semana extendido de tres días.

El próximo jueves se celebra la verbena de Sant Joan, una noche de petardos, coca y jolgorio popular en las calles. Y es justo en este último aspecto, el de que la mayoría de concentraciones se celebren al aire libre, que ya comienzan aflorar un creciente interés, y hasta una ligera preocupación, sobre qué tiempo tendremos esa noche y los siguiente tres días consecutivos de asueto.

La verbena: sereno en la costa, amenaza de lluvia en el interior

Noche de nubes y claros en el litoral y el Prelitoral. En cambio, en las zonas del interior, especialmente el Pirineo, Prepirineo y poniente, puede ser una verbena pasada por agua. En la Catalunya Central la nubosidad será la protagonista. Las temperaturas durante la verbena no bajarán de los 20ºC en la costa y poniente, el tiempo será cálido pero no sofocante. Solo se espera algo más de fresco nocturno en las localidades del Pirineo occidental y la Catalunya Central.

En definitiva, por ahora los modelos meteorológicos presentan una verbena de tiempo inestable y con riesgo de lluvias en el interior y, por ahora, benevolente para celebrarla a cielo abierto.

El viernes llega la inestabilidad

Noticias relacionadas

No será a primera hora sino más bien a medida que avance la jornada, pero lo que por ahora están mostrando algunos modelos actuales, y hay que precisar que a medida que pasen los días el pronóstico se irá ajustando y será mucho más fiable, es que para el viernes puede llegar una banda de precipitaciones intensas a Catalunya que barrería la mitad norte del territorio. En otros modelos acotaría estas precipitaciones al sector más al noroeste como El Pirineo Occidental y poniente, con lo que la costa central podría sortear sus efectos notablemente.

Las temperaturas no se verían seriamente afectadas, así que la sensación de bochorno a causa de la humedad aumentará allá donde afecten las lluvias.