Ir a contenido

AIRE POLAR

El frío y el viento ponen en alerta a 31 provincias

Las temperaturas pueden alcanzar los 10 bajo cero

Agencias

El frío polar colapsa el centro de Europa. En la foto, nieve en la ciudad de Tesalónica, en Grecia. / GIANNIS PAPANIKOS (AP / VÍDEO: ATLAS)

Un total de 31 provincias de la península y Baleares tendrán este jueves aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por temperaturas mínimas, que podrán alcanzar hasta -10 grados centígrados, por fuertes vientos o por fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las bajas temperaturas afectarán a 30 provincias. En concreto, Guadalajara tendrá riesgo importante ya que el mercurio podrá alcanzar hasta -10 grados centígrados. Además, tendrán aviso amarillo Orense, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, León, Burgos, Palencia, Ávila, Zamora, Segovia, Soria, Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, Girona, Lleida, Barcelona, Almería, Granada y Jaén. En estas provincias las heladas rebajarán los termómetros hasta los -6 grados centígrados.

Al mismo tiempo, el viento fuerte, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora mantendrá este jueves con aviso amarillo a Huesca, Girona, Lleida y a las islas de Mallorca y Menorca.

Además, tendrán riesgo importante por fenómenos costeros Girona, donde se espera viento del norte y noroeste con fuerza 8, ocasionalmente 9 con olas de 4 a 5 metros; Menorca, por intervalos de fuerza 8 de viento del norte y olas de 4 a 6 metros y en Mallorca, donde se prevén olas de 4 a 5 metros.

La situación se debe a la entrada este miércoles por la tarde de una masa de aire frío, de origen polar y que está castigando buena parte de Europa, que provocará un descenso significativo de las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas y que provocarán probablemente heladas intensas en zonas del interior peninsular y viento fuerte en Pirineos, Empordà y este de Baleares.

La cota de nieve se situará entre 700 y 900 metros en el noroeste de la Península y bajarán a 300 o 500 metros. En el alto Ebro y las zonas próximas la cota de nieve se situará en torno a 500 a 600 metros y bajará a cualquier cota; en Pirineos nevará en cualquier cota y en Baleares a partir de 300 a 500 metros.

Las temperaturas experimentarán un descenso acusado en general, que será notable en el interior del tercio este y las heladas afectarán a casi todo el interior peninsular, aunque las más intensas se darán en las zonas de montaña y serán fuertes en Pirineos.

Por último, la Aemet añade que el viento soplará principalmente de componente norte, con carácter fuerte o con intervalos de fuerte en Pirineos, bajo y medio Ebro, Empordà, este de Baleares y litoral gallego.

Temas: Frío