Patrimonio local

Terrassa quiere impulsar un nuevo modelo de turismo sostenible a partir de su capital industrial

El Ayuntamiento prevé reformar antiguos espacios fabriles y darle nuevos usos para convertirse en referente en este ámbito

Masia Freixa, Terrassa

Masia Freixa, Terrassa / ACN

2
Se lee en minutos
ACN

El Ayuntamiento de Terrassa (Vallès Occidental) quiere impulsar un nuevo modelo de turismo sostenible a partir de sus activos industriales. Lo hará a través del proyecto Vapor.0, con el que prevé reformar espacios fabriles y otros vinculados a la industria local, como lo es la Masia Freixa.

Por este motivo, la ciudad optará a recibir un impulso económico de 6,9 millones de euros a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, con el compromiso que los trabajos previstos estén ejecutados a finales de 2023.

Precisamente, la Masía Freixa debe ser uno de los puntales de la iniciativa, convirtiéndola en un espacio cultural y de exposición para recrear en él el ámbito doméstico original de la época, poniendo en valor el arte modernista local.

Transformar el model turístico

"Queremos transformar el modelo turístico de la ciudad, darle una vuelta para que el turismo sea motor de tracción de la economía", explica el concejal de Turismo, Pep Forn.

Así, el objetivo del plan pasa por transformar el modelo turístico de la ciudad como una alternativa y una apuesta por la calidad, a la vez que descentralizando el interés que pueden ofrecer a día de hoy destinos como la ciudad de Barcelona.

Para ello, se propone reformar antiguos espacios y activos vinculados a la fábrica industrial que marcó el pasado de Terrassa y musealizar el espacio urbano, incorporando las nuevas tecnologías. "Tenemos más de cien activos patrimoniales protegidos en la ciudad", recuerda Horno.

Acciones previstas

La apuesta prevé actuaciones en el ámbito de la transición verde y sostenible, restaurante la Masia Freixa para 'musealizarla', así como la Casa Alegre de Sagrera, condicionándola para crear nuevos espacios para acoger exposiciones.

También opta por rehabilitar la Sala Muncunill para dinamizar en ella la actividad cultural, con tecnología que le dé un impulso, o el antiguo Ayuntamiento de San Pedro, donde se prevé instalar un albergue municipal y diversificar, así, la oferta de alojamiento turístico.

En cuanto a la mejora de la eficiencia energética, se prevé urbanizar y remodelar las plazas de Josep Freixa i Argemí y de Mossèn Cinto Verdaguer, mientras que en el ámbito de la transición digital se quiere dotar a ciudad de experiencias turísticas inmersivas, con señalizaciones digitales para el visitante, entre otros.

Noticias relacionadas

El proyecto quiere que también se puedan crear nuevas rutas asociadas al patrimonio industrial modernista y potenciar todo lo que tiene que ver con la atención y la información que se aporte.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Terrassa